Escándalo policial por la detención de un niño de once años en San Rafael - Mendoza Post
Martes 28 Jul 2020 17 días atrás
porFlorencia Silva
Editora Post

Un polémico hecho ocurrió este lunes en San Rafael y pone en la mira el accionar de las fuerzas policiales.

Un niño de once años fue detenido por la policía y su hermano de cuatro fue lesionado con un perdigón, en un procedimiento ocurrido en el barrio Constitución de San Rafael. 

Fuentes judiciales informaron que en los últimos días hubo muchos tiroteos en la zona, ya que es un barrio conflictivo. En ese contexto, el jefe departamental, Miguel Sanchez,  dijo al Post que los efectivos policiales acudieron este lunes luego de un  llamado al 911 que reportaba detonaciones de fuego. Allí, en la esquina de Rodríguez Peña y Edison, había un menor de once años jugando con arma de juguete. Sanchez dijo que el hecho se dio en el marco de un procedimiento policial y justificó la detención del niño argumentando que "les apuntó con un arma" a los uniformados.  Luego detalló que el niño, junto a su madre, fueron trasladados a una sede policial. En el trayecto, los vecinos empezaron a tirarle piedras al patrullero, por lo cual los efectivos empezaron a disparar perdigones, uno de los cuales dio en el hermanito de cuatro años del chico detenido, causándole un "enrojecimiento" en la espalda.

La esquina donde ocurrió el hecho.

Alejandra Becerra, la fiscal de menores, llevará adelante una investigación sobre el chico y su familia, por amenaza por uso de arma agravada por ser contra la policía, en relación al juguete que desencadenó el hecho, que implica también una infracción al artículo 53 del código contravencional de la provincia que refiere a la "portación de elementos idóneos para delinquir".

Cabe destacar que por el momento no hay mayores elementos en la causa ya que aún no ha declarado nadie. En cuanto al accionar de la policía, será investigado por el fiscal Javier Giaroli.

Ver: Policías de San Rafael habrían perseguido y disparado a dos nenes

La madre del niño declaró esta tarde en la sede judicial. En la denuncia a la que accedió el Post, la mujer dijo que su hermana le advirtió que la policía tenía a su hijo y cuando enfrentó a los uniformados, les mostró que lo que tenía el chico era un juguete. Detalló también que el niño le dijo que había apuntado aunque no precisó hacia quién y dijo que se asustó y se escondió en la casa de su amigo.

La mujer identificada como Lorena Elena Ferreyra, dio también su versión de los hechos a través de una publicación en las redes sociales que replicó La Garganta Poderosa.

 "Ayer por la tarde mi hijo estaba con unos amiguitos jugando con una pistolita de juguete que le había regalado esa misma tarde; unos policías los vieron y empezaron a perseguir a Bruno que, del miedo, corrió y se metió en la casa de un vecino para esconderse debajo de una cama. Ellos entraron por la fuerza, le dieron un rodillazo en la espalda y lo sacaron de los pelos, ¡11 añitos tiene!", comienza el relato de la mujer.