El oficialismo obtuvo dictamen de mayoría para la moratoria impositva - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMartes 28 Jul 2020Martes, 28/07/20 atrás

El oficialismo logró este martes imponer su mayoría para emitir dictamen favorable al proyecto de moratoria impositiva, previsional y aduanera. Buscará aprobarlo el viernes próximo en una sesión especial que también incluiría la iniciativa de ampliación del Presupuesto vigente.

En el marco de la reunión de la comisión de Presupuesto y Hacienda, que presidió el oficialista Carlos Heller, el dictamen obtuvo 27 firmas, incluyendo los votos de representantes del interbloque Federal y de Unidad Federal para el Desarrollo.

Por su parte, Juntos por el Cambio firmó su propio dictamen en minoría que recolectó 22 rúbricas, a raíz de diferencias con el texto enviado por el Poder Ejecutivo, a pesar de que en las últimas horas se le introdujeron algunas modificaciones a pedido de la oposición.

Entre los cambios se destaca la incorporación de premios a los contribuyentes cumplidores mediante el otorgamiento de exenciones impositivas en el monotributo y el Impuesto a las Ganancias.

Ver: Ramón apoyará el proyecto de moratoria oficial

En el caso de monotributo, el premio es una condonación del componente impositivo de 6 cuotas para las categorías A y B, y luego de 5, 4, 3 y 2 para el resto.

En el caso de las personas humanas inscriptas en el impuesto a las Ganancias, el premio es un aumento de hasta 50% en la deducción especial, aunque no aplica para cargos públicos ni empleados en relación de dependencia.

El dictamen de mayoría establece que los contribuyentes, tanto personas físicas como empresas de todos los tamaños (incluso grandes pero con excepciones), podrán adherir a la moratoria hasta el 31 de octubre próximo y tendrán que pagar la primera cuota de sus deudas reestructuradas (vencidas al 30 de junio pasado como máximo) en noviembre, en marco de un plan de facilidades pago de hasta 120 cuotas.

Ver: Massa sobre la moratoria: "Permitirá recaudar u$s 8 mil millones"

En tanto, prevé una tasa de interés fija del 2% mensual por seis meses y, a partir de ese momento, una tasa variable en pesos de acuerdo a la tasa de interés BADLAR conforme al sistema de amortización francés.

La caducidad de la moratoria será por falta de pago de tres cuotas para grandes empresas y de seis cuotas para MiPyMES.

Carlos Heller.

Entre los motivos de caducidad, además del atraso en el cumplimiento del pago de las cuotas, se estableció que las empresas de mayor tamaño que adhieran a la moratoria no podrán podrán distribuir dividendos, ni realizar operaciones con títulos para eludir la normativa cambiaria ni acceder al mercado cambiario.

La novedad de esta moratoria es que no solamente las PyMEs están alcanzadas como en versiones anteriores sino también empresas de mayor envergadura y tamaño, aunque a último momento se excluyeron a los bancos y a las telefónicas, por considerar que se trata de sectores que siguen gozando de una elevada rentabilidad.

En cambio, grandes empresas de los sectores agropecuario, industrial, construcción, comercial, servicios y turismo podrán acogerse a los beneficios de la moratoria.

También quedaron fuera de la posibilidad de acceder al régimen quienes tengan activos financieros en el exterior y no repatrien por lo menos el 30% dentro de los 60 días.

Otro de los cambios que se aplicaron en las últimas horas fue la eliminación de que el Poder Ejecutivo tenga la posibilidad de prorrogar esta moratoria sin pasar por el Congreso.

"Se busca que todos los argentinos puedan regularizar la situación impositiva y de esta manera facilitar la salida de la crisis de la pandemia", subrayó en diálogo con NA el diputado del Frente de Todos Marcelo Casaretto, autor de un proyecto de moratoria que luego fue retomado por el Poder Ejecutivo.

La decisión de Juntos por el Cambio de no acompañar el dictamen de mayoría y de firmar su propio despacho en soledad tiene que ver con el rechazo a la posibilidad de que empresas declaradas en quiebra que resuelvan su situación en 90 días puedan acceder al régimen, así como el rechazo a la inclusión de deudas vinculadas al impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), como también por el impuesto específico por la realización de apuestas.

Sospechan que detrás de estos beneficios está la intención encubierta de favorecer a la empresa Oil Combustibles de Cristóbal López.

"Todos sabemos que en esa quiebra hay 100 millones de dólares en bienes. Es una quiebra sin continuidad, ya no hay actividad alguna de la empresa. El 90 por ciento de las acreencias las tiene el Estado argentino, es decir que es el primero para cobrar.

Sin embargo, le abren la ventana (a Oil Combustibles) para que tenga doce años para pagar, los eximen a sus dueños de las causas penales y, además, interrumpen el camino judicial", alertó el jefe del interbloque Juntos por el Cambio, Mario Negri.

"Este es un antecedente gravísimo. Tiene nombre, apellido y domicilio. Les están poniendo a los procesos concursales una mancha negra que ningún gobierno antes se animó", denunció.