Sopas con verduras de estación: económicas, riquísimas y rendidoras - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 15 Jun 2020Lunes, 15/06/20 atrás

 El invierno es la época de la acelga, el brócoli, el apio, la calabaza, la espinaca, la batata y el zapallo. 

Desde el programa 365 Tentaciones te contamos cómo usar estas verduras en sopas irresistibles y conseguir un plato barato, rendidor, calentito y lleno de vitaminas.

La sopa de verdura es un clásico del invierno y no tiene por qué ser una comida aburrida: cualquier combinación mezclada con minipymer o licuadora queda bien y rinde muchas porciones.

Es un plato ideal para gastar menos en épocas de pandemia y para reforzar las defensas.

Además, se puede freezar y calentar para salir del apuro, además de mezclar para hacerla rendir más con arroz o fideos soperos.

Tomá nota de estas recetas económicas y llenas de vitaminas:

Sopa crema con mix de todo:

Es muy barata, porque con una unidad de cada verdura salen muchas porciones. Solo hay que llenar una olla de agua, como si fueras a preparar un guiso, agregar un caldo de verduras y a continuación cortar y poner a hervir con el caldo:

Una calabaza

Una batata

Un apio

Cebolla (opcional)

Acelga en trocitos

Se hierve todo junto y con tapa hasta que las verduras estén blandas. Cuando la preparación esté tibia, se pasa todo por licuadora o minipymer y listo.

Se puede comer con queso rallado, con fideos agregados o con avena.

Sopa crema con pollo:

A la preparación anterior le agregás trocitos de una suprema de pollo. Para darle sabor, te recomendamos cocinar la suprema entera con todas las verduras, y trocearla aparte para luego agregar a la crema.

Sopa de queso y brócoli:

Una bomba de vitamina C irresistible para los chicos.

Necesitás:

1 brócoli

1/2 cebolla

Una tajada de queso mantecoso

Tres cucharadas de crema de leche

Hervir el brócoli diez minutos con agua que lo tape y un caldo. Cuando esté blando, pasar por la licuadora o minipymer. A esa crema le agregás el queso y la crema de leche y calentás nuevamente.

La sopa está lista, y queda deliciosa con queso parmesano al momento de servir.

Sopa de calabaza, leche y arroz: para bebés y grandes que quieran calcio:

Necesitás

Una calabaza

Un caldo

Leche

Arroz hervido (un puñado)

Se hierven las calabazas, se retira el agua, y se licúan con bastante leche (que quede una crema)

Se agrega sal, pimienta y el arroz hervido. Queda suave, dulce y muy cremosa. A todos los chicos les va a encantar.

Opcional: se le pueden agregar trocitos de salchichas hervidas.

Sopa crema de zanahoria: esta misma receta se puede hacer con acelga:

Vas a necesitar:

Medio kilo de zanahoria

Caldo de verduras (un cubito)

Sal, pimienta y 100 mil de crema de leche

Simplemente tenés que hervir la zanahoria y la cebolla con agua y caldo. Cuando estén blandas, las retirás.

A la mezcla le agregás la crema y licuás todo.

Sopa de acelga y avena: detox

Esta sopa limpia el organismo, purifica los intestinos y es ideal para quienes quieran platos calientes pero de bajas calorías.

Se hierven dos atados de acelga con caldo de verduras. Se licúa la mezcla

A esto se agregan dos tazas de avena y listo. La sopa más detox y barata del invierno.