Del infierno a la luz: así están hoy los seis hermanitos rescatados de Luján - Mendoza Post
Sábado 29 Feb 2020
porFlorencia Silva
Editora Post

Tal vez Milena y seis hermanitos, a los que les tocó nacer en el maltrato y el abandono, se cruzaron por azar. Pero lo que no es mérito del destino es la decisión de esta mujer que nació muy lejos de Mendoza de no mirar para el costado, salir de la zona de confort que le dicen, y escribir una historia nueva para estos chicos, sometidos al infierno por quienes se suponía que debían amarlos: sus propios padres.

En julio del año pasado contamos la historia de estos niños. En ese momento, la más chiquita tenía un año y el mayor, nueve. Vivían en Perdriel, en una casa del IPV, despojada con todo vestigio de confort y calor de hogar. Eran golpeados, humillados, abusados y maltratados por su padre y su madre. En 2018, Milena cobijó a cinco de ellos, y desde enero de 2019 tuvo a su cuidado a la más chiquita, una bebé de tan solo cinco meses a quién cuida desde que nació.

En ese momento, Milena contaba al Post: "Desde el mes de noviembre me hice cargo de seis niños. Su mamá en el año 2015 los quiso matar con gas. Ella rompió la orden de restricción hasta el 2018, año en que la escuela denuncia que la ve cerca de los chicos. Yo tenía un comedor, en frente de la casa de los nenes, ellos iban los sábados. Así tomé contacto con ellos. De ahí en mas viene la policía, saca a la mamá y entra la abuela materna. Esa vivienda casi no tiene muebles, incluso, la madre había desocupado una habitación para improvisar un velorio para uno de sus hermanos que fue asesinado".

Ver: Se hizo cargo de seis hermanitos desamparados y pide ayuda

Una historia de esfuerzo y amor, para que los seis niños permanezcan juntos.

Cuando ella decide hacerse cargo de la situación, la historia era diferente a este presente. Tenían miedo. Los padres estaban libres, aunque el progenitor ya estaba acusado por abuso sexual simple y tenía una orden de restricción. El miedo y las amenazas eran constantes. Incluso, cabe aclarar que "Milena" es un seudónimo porque ella aún prefiere no publicar su identidad, por consejo de sus abogados. 

Sin embargo, no era el momento de asustarte. Seis chicos no se alimentan con temores, así que Milena contó la historia. Y fue la gente que leyó su testimonio la que brindó una ayuda indescriptible. Comida, ropa, alimentos, útiles para los  que iban a la escuela, latas de leche y pañales para la bebé. Respecto a la solvencia económica, ella empezó a cobrar asignaciones a partir de octubre del año pasado, cuando se destrabó un obstáculo por un préstamo que tenían los acusados. Sin embargo, a la fecha solo cobra siete mil pesos por todos los chicos.

En este tiempo, las cosas cambiaron. El progenitor fue detenido en octubre y se encuentra con prisión preventiva. Está acusado de abuso sexual simple.

La madre corrió la misma suerte, a fines de enero de este año. La mujer fue detenida también. Está acusada por el delito de "promoción a la corrupción de menores" y se encuentra en el penal de El Borbollón. La mujer está nuevamente embarazada, pidió la prisión domiciliaria en la misma casa donde habitan los chicos con Milena. Aunque este pedido aún no se resuelve. Ambas causas las lleva la fiscal  Cecilia Bignert.

Cabe destacar que se omite el nombre completo de los padres para evitar que los niños sean expuestos.

Ya no hay dolor

El presente de los niños es feliz, según cuenta Milena. "Ahora los chicos han evolucionado en otras áreas, por ejemplo, el nene mayor de diez años que tenía anorexia y depresión ahora come bien, está contento, no se hace más sus necesidades encima. En la escuela pasaron de grado los tres que van al colegio. Tuvieron un año exitoso. A donde me piden que los lleve, yo los llevo".

Sin embargo, el camino fue difícil. "Ellos están como haciendo una réplica de lo que vivieron con sus papás. La violencia, todas estas cosas que vieron en sus padres. Por eso están siendo contenidos por los profesionales. Ellos fueron rescatados del maltrato, abuso y abandono. Eran castigados con cadenas. Los profesionales nos explicaban que ellos imitan mucho a los papás y eso está bien de algún modo porque están empezando a sanar. Tienen que aprender a convivir con su pasado", cuenta su mamá del corazón.

Los padres están detenidos. La madre pidió la prisión preventiva, pero aún no se ha resuelto.

En cuento al futuro, Milena tiene mucha expectativa. El 11 de marzo tienen una audiencia clave. Los chicos fueron citados ante el juez, para ser oídos, para contar sobre su situación actual. La labor de ella y su familia - vive con su pareja y un hijo de 18 años - también será evaluada y los resultados serán claves para que le den la guarda de los chicos.

"Ahora el juez está viendo como han evolucionado, como fue mi trabajo durante este año y dos meses. Respecto a la guarda, hasta ahora nadie los reclama, nadie quiere hacerse cargo de ellos, ni familiares ni padrinos, nada. Somos los únicos que queremos tenerlos a los seis juntos".


Esta nota habla de: