Anabella, Reina de La Paz: "Estoy segura de que quiero estar en este lugar" - Mendoza Post
Jueves 27 Feb 2020Jueves, 27/02/20 atrás
porAndrea Bono
Sociales

Anabella Carreras es la soberana de La Paz 2020. La joven de 19 años representó al Club Centro Cultural y Recreativo La Paz en lo que fue la primera fiesta departamental, titulada "Coronadas de Surco y Parras". Dueña de una increíble dulzura, Anabella nos dio un recorrido por su vida y sus aspiraciones. 

Si tuvieras que describirte a vos misma, ¿qué dirías?

Yo siempre me describo como una persona segura, que le gusta pensar antes de actuar, aunque hay algunas ocasiones donde no se puede hacer. Estoy segura de que quiero estar en este lugar y voy a dar lo mejor de mí.

¿Qué actividades realizás en tu vida? ¿Estás estudiando?

Estudio Odontología, estoy en segundo año. Siempre soñé dedicarme a la salud, me gusta ayudar a las personas así que me basé en eso a la hora de elegir la carrera. He trabajado en una fotocopiadora y también haciendo repostería porque cocinar es uno de mis fuertes, pero por ahora no estoy trabajando.

¿Qué te gusta hacer?

Me gusta mucho el deporte. Ahora lo que tenido que dejar porque estoy muy ocupada, pero hice hockey desde los seis años y siempre me gustó el gimnasio.

¿Por qué decidiste presentarte como reina?

Esto me lo habían propuesto hace bastante tiempo, desde que tenía 17 años. No me sentía preparada al principio porque sé que es un lugar muy importante el que hay que ocupar y obviamente hay que estar segura de las decisiones. Me lo propusieron el primer año que ingresé a la facultad, pero decidí que no porque me quería enfocar en el estudio. El segundo año me lo volvieron a proponer y me sentí más preparada, además yo creo que la facultad nos ayuda también a formarnos como personas. Yo ya estoy más grande, ya sé lo que quiero realmente en mi vida y estoy segura de que quiero estar en este lugar.

¿Cuáles son tus objetivos como reina departamental?

Realmente mis proyectos son muchos. Uno de ellos, que también me gustaría lograr a nivel provincial, sería iluminar el Arco Desaguadero, que es la entrada a Mendoza por el Este, y es algo que se ha estado postergando por otros proyectos. Es un lugar muy importante, yo creo que tanto a nivel departamental como provincial. También me gusta mucho lo social, como candidata hice muchos trabajos sociales. Además, en mi casa hay una barbería donde hacemos cosas a beneficio como cortarle el pelo gratis a los niños cuanto empiezan la escuela y vamos a hacer una colecta de útiles para los niños que los necesiten. También me gustaría dedicarme a lo que es el área de la mujer, es algo que ya he estado charlando en mi departamento.

Por primera vez en Vendimia, un distrito de la Ciudad de Mendoza no presentó candidatas para la elección de su fiesta. ¿Qué opinás al respecto?

Creo que somos libres de tomar las decisiones que creamos correctas. Si lo decidieron es porque está bien.

¿Creés que es posible una Vendimia sin reinas?

En este momento en que las mujeres estamos tan empoderadas, creo que la solución al problema no sería sacar a la mujer, sino incluirla. Lo que estamos reclamando son nuestros derechos, y yo creo que sacándola estaríamos retrocediendo en todo lo que hemos logrado. Tal vez deberían replantear el papel de la mujer o ver qué otras cosas podríamos hacer, quizás sin corona pero que siga existiendo una mujer en ese lugar porque somos capaces de lograr muchas cosas. Sacar a la mujer no sería la solución. Absolutamente no.

¿Qué pensás de la modificación del reglamento que permite presentarse como candidata a cualquier persona cuyo documento acredite identidad femenina, como es el caso de la virreina actual de Santa Rosa?

Yo asistí a su Vía Blanca y también fui a su Vendimia. Realmente me pone muy contenta que se haya animado, porque creo que los sueños están hechos para realizarse. Y si es su sueño, realmente la felicito.

En cuanto a Mendoza en su actividad turística, ¿cómo creés que podrías fomentarla desde tu lugar?

Primero que nada, deberíamos capacitarnos. Conocer las bodegas, conocer a las personas que se encargan de eso. Yo creo que sería trabajando en conjunto.

¿Qué es lo que más te gusta de tu departamento?

Hay muchas cosas que me gustan. Mi departamento se caracteriza por algo que es muy importante y son sus valores y la calidez de su gente. Además es un lugar muy tranquilo donde podemos disfrutar de todas sus actividades. Yo siempre pude ir a la escuela tranquila, caminando sola, hay mucha seguridad. Eso es lo que más me gusta.

¿Y si tuvieras que llevarme a un lugar puntual?

Te llevaría a conocer muchos lugares, pero primero me gustaría que conocieras el lugar donde nosotros cosechamos el junquillo, que es la mayor actividad que nosotros exportamos a diferentes lugares del país. Es un lugar muy lindo. También te llevaría a los parques y a que conozcas a mi intendente, porque es una persona con la que se puede dialogar. Te llevaría al camping municipal, donde podemos comer un asado, estar tiradas en el césped, tener una charla tranquila. A mi casa también, para que conozcas a mi familia, que es lo más importante.

En cuanto al linaje femenino de tu familia: ¿qué papel cumplen en tu vida tu mamá y tu abuela?

Realmente es un tema que me toca mucho porque son las mujeres más importantes de mi vida. Han pasado muchas cosas y las admiro. Mi mamá fue la que se hizo cargo de mí cuando mis papás se separaron. Ella es una persona a la que admiro porque pasó por muchas cosas y siguió adelante. Todos los valores que tengo son gracias a ella y todos los días aprendo de ella. También de mi abuela, que pasó varios malos episodios cuando estuvo embarazada de mi mamá.

¿Creés que has heredado algo de ellas?

Sí, totalmente. La seguridad y los valores son gracias más que todo a mi mamá.

¿Tenés contacto con tu papá?

Sí, como él vive en San Martín no nos vemos seguido. Pero sí tengo contacto. Durante mi primer año de facultad estuve viviendo con él y también tengo a mis hermanos con él, así que me gusta tener contacto para poder verlos. La relación con mi papá no es como la de mi mamá realmente, porque yo vivo con ella. Pero sí lo veo y compartimos cosas.

¿Y creés que has heredado algo de él también?

Respecto a la actitud y la personalidad creo que no. A los rasgos físicos sí, creo que me parezco más a mi papá que a mi mamá.

¿En qué ámbitos de la vida sentís que la mujer se ha empoderado en la actualidad?

Todo comienza desde la casa. Creo que tenemos que tener un cambio nosotras para poder cambiar lo que es la sociedad en sí. Yo estoy a favor de la lucha por los derechos de las mujeres, así que creo que uno de los logros que hemos tenido es poder ejercer los derechos que antes no teníamos.

Y vos en particular, ¿en qué te sentís empoderada?

Yo siempre fui una persona que me gusta dedicarme de lleno a todas las circunstancias. Y yo estoy en el mundo aprendiendo y caminando gracias a todas aquellas mujeres que han luchado antes de mí, y justamente a mi madre.

¿Creés que ser reina te da alguna clase de poder?

No sé si poder, pero sí visibilidad. No es lo mismo que yo ande caminando por la calle como estoy ahora a que ande con la corona.

¿Le agregarías o cambiarías algo a la Fiesta Nacional de la Vendimia?

Este año nos han hecho presentar un proyecto, no sé si se ha hecho años anteriores. Pero me parece que es algo que está genial, porque no sólo nos tienen que conocer por la belleza sino también por lo que tenemos dentro, por lo que tenemos para dar y lo que queremos hacer. 

Anabella y  su virreina, Malena Moreno.

Fotos: Florencia Chavero - @florchavero_fotografia

Lugar: Hotel Esplendor de Mendoza