Y2K38: primero fue el año 2000, ahora el problema será en 2038 - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 2 Feb 2020 18 días atrás

En 1999, a medida que se acercaba el año 2000, los medios de comunicación de todo el mundo empezaran a "tocar las campanas del Apocalipsis" alertando de los peligros del Y2K, un error informático que haría colapsar la civilización. Sin embargo, el año llegó y nada caótico sucedió.

Tras veinte años del efecto 2000 o Y2K, la pregunta que deberíamos hacernos es si ocurrirá lo mismo en 2038 ¿Por qué? La razón es que posiblemente habrá un error de software similar, aunque esta vez es probable que si suceda.

En esta ocasión, también afecta a la manera en que la tecnología digital registra y almacena la información relacionada con el tiempo, y más concretamente con el sistema POSIX, un estándar aceptado mundialmente y que tiene su origen en UNIX, el sistema operativo desarrollado en 1969 por Dennis Ritchie, Ken Thompson y Douglas McIlroy, entre otros.

En concreto, este sistema POSIX cuenta el tiempo de una forma curiosa: contando los segundos transcurridos a partir del primero de enero de 1970. Esta manera de contar el tiempo afecta a gran parte del software moderno debido a que, más allá de UNIX, también se emplea en programas y sistemas operativos desarrollados con el lenguaje de programación C, también creado por Dennis Richie, uno de los padres de UNIX.

¿Y cuál es el problema? En arquitecturas de 32 bits, las más populares en las últimas décadas, calcular el tiempo siguiendo el sistema POSIX tiene una limitación, y es que no puede contar más allá de una fecha concreta, las 3:14:07 UTC del 19 de enero de 2038. Una vez el contador de tiempo de cualquier software que emplee ese sistema llegue a la última cifra que puede representar, volverá al principio, lo que implicará volver al 1 de enero de 1970. Un problema similar al efecto 2000.

Ante todo existe una solución para algunos dispositivos: las arquitecturas de 64 bits y, en consecuencia, el software programado para 64 bits de los sistemas operativos y software actuales tienen la capacidad de procesar valores mucho mayores, de manera que el problema del año 2038 ya no es tal en estas tecnologías.

Para el usuario medio, el efecto 2038 puede tener consecuencias si cuando llegue el momento todavía sigue usando software tan antiguo como versiones anteriores a Android 5 (2014), iOS 7 (2013), Windows XP (2005) o macOS 10.7 (2010).