La Nación menciona la "química nunca antes vista" entre el Papa y Alberto - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 1 Feb 2020

Este sábado, y luego del encuentro en la Santa Sede entre el Papa y el presidente Alberto Fernández, la corresponsal de diario La Nación para Italia y el Vaticano, Elisabetta Piqué -quien viene reportando desde el inicio del papado de Jorge Bergoglio para ese medio porteño, con información, frases, detalles y gestos observados desde un lugar privilegiado- resaltó en un análisis la química nunca antes vista entre un Papa y un jefe de Estado. 

"El lenguaje corporal, las sonrisas, las bromas que hubo ante cámaras entre Alberto Fernández y su admirado compatriota revelaron una química nunca antes vista entre el Papa y un presidente de su país. Las imágenes que se vieron en la audiencia celebrada ayer en el Vaticano resultaron elocuentes y trazaron un abismo si se las compara con las que se registraron cuando pisaron el Vaticano Mauricio Macri e incluso, antes, Cristina Kirchner. Y marcaron el inicio de una nueva etapa de gran sintonía y bien diferente de las anteriores en la relación entre el Gobierno y Francisco", considera Piqué.

"Que el Papa haya prometido ayudar en lo que pueda es un gran compromiso del Santo Padre con una persona con la que, evidentemente, se conoce desde hace mucho tiempo y con quien tiene mucha confianza e intimidad", comentó a la corresponsal una fuente vaticana, que no ocultó su sorpresa por el pase de humor para romper el formalismo entre los dos líderes: "Pase usted", "no, primero el monaguillo".

"Son pequeños detalles que revelaron que hay una relación profunda, gran conocimiento entre ellos", agregó esa misma fuente, que también subrayó como muy significativo el hecho de que el Papa se hubiera preocupado por marcar, mostrarle y leerle al Presidente la oración sobre el buen humor atribuida a Santo Tomás Moro.

"Se vio que hay complicidad entre ellos no solo por el humor, sino también porque evidentemente el Papa lo considera a Alberto Fernández como un político de peso, que es pragmático y no ideológico. Y a Francisco no le gustan los ideólogos y piensa que la política es la forma más alta de caridad", subrayó la fuente a Piqué.

Según pudo saber la corresponsal, en los pasillos del Vaticano también fue apreciado el hecho de que Fernández no sacara el tema del demorado viaje a la Argentina. "La mayor presión sería hacerle una invitación formal, pero el Papa es argentino, es uno de nosotros, es nuestro amigo y sabe que la Argentina es su casa y que la puerta siempre estará abierta", le dijo Fernández a una periodista extranjera que no entendía cómo no había invitado formalmente al Papa a su madre patria.

"Fernández demostró gran sensibilidad, que lo entiende a Francisco, y esto podría finalmente significar una luz verde para una visita a la Argentina", apostó otra fuente vaticana a Piqué.