Siria atiende a los pacientes en hospitales secretos y subterráneos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 22 Ene 2020Miércoles, 22/01/20 atrás

Los médicos en Siria han decidido atender a los heridos por bombardeos bajo tierra: "Ya no podemos atender a los pacientes en la superficie. No están seguros, y nosotros tampoco", dijo un médico sirio que prefirió no identificarse a la BBC.

Son rutinarias las noticias que describen explosiones en las calles pero más desesperantes son aún los ataques a los hospitales en esta zona de violencia.

Es por esto que nuevas salas de atención primaria se han instalado bajo la tierra a la que se accede recorriendo en moto un gran túnel cavado en roca y bajando decenas de escaleras. Fue construido como última opción para seguir atendiendo a los pacientes ante los constantes bombardeos que sufre la ciudad de Idlib, región al noroeste de Siria.

Este hospital subterráneo de Hass tuvo que ser abandonado tras ser bombardeado en mayo pasado.

"Nos han atacado repetidamente, así como a todo lo que esté vivo, en general, en los alrededores", reclama. "Pero seguiremos atendiendo a los heridos de guerra y a los enfermos hasta que estén al alcance de los proyectiles".

Uno de estos centros subterráneos ubicado en Hass, un municipio de Idlib, tuvo que ser desalojado y abandonado tras ser el blanco de un ataque por parte de las fuerzas rusas en mayo del año pasado.

En los hospitales subterráneos atienden tanto a heridos de guerra como a pacientes con afecciones comunes.

Durante meses, los ataques aéreos contra hospitales de Idlib han sido incesantes y sin piedad. Con helicópteros, misiles y cohetes, los bombardeos del régimen de Bashar al Asad y de sus aliados rusos se han multiplicado en esta localidad controlada por rebeldes.

Los ataques han causado cientos de víctimas mortales y han afectado casas, escuelas, mercados y hospitales. Ningún sector de la provincia, pues, parece estar salvo.

La Organización para las Naciones Unidas (ONU) ha acusado al régimen sirio y al gobierno ruso de Vladímir Putin de llevar a cabo una campaña letal que parece tener como principal objetivo las instalaciones médicas de la localidad.