La nueva vida de Poroto tras ser operado de un tumor - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 25 Dic 2019

A fines de octubre de este año, un perrito mendocino cobró notoriedad y, gracias a la solidaridad de muchas personas, pudo ser intervenido de un tumor de tres kilos que colgaba de una de sus patitas. Poroto se recuperó bien, siguió adelante y poco menos de dos meses después, consiguió un hogar.

María Emilia pasaba por un momento duro de su vida: acababa de despedir a Saida, su fiel compañera. Ese mismo día (hace casi tres semanas), se enteró de Poroto y de su historia. Lo tomó como un mensaje. No necesitaba más, para ella fue la señal que precisaba. Se contactó con las cuidadoras e inició el proceso adopción.

Hoy, tras un largo pesar y una dolorosa y compleja cirugía, Poroto es feliz en su hogar, tiene tres hermanos perros (Luly, Rubio y Jesusa) y cuatro gatos, con los que convive en paz. Aunque los primeros días fueron difíciles, ahora está contento con su nueva vida, es paseado por Alan todas las mañanas y recorre renovado las calles de Ciudad y Godoy Cruz, se alimenta y cada vez mejor, y recibe mucho amor.

Poroto con su paseador

Las fiestas fueron especiales, para María Emilia y también para el nuevo integrante de la familia, quien tuvo su sorpresa navideña: una nueva cama, que fue construida en por gente del Grupo de Boyeros de Salto, Buenos Aires, y enviada a Mendoza especialmente para él. 

La nueva cama de Poroto

En las redes sociales comenzó a circular un video con la historia de Poroto. "Va derecho al estrellato!! Pobrecito, después de tanto sufrimiento", le dijo su dueña al Post.


Esta nota habla de: