"En Argentina los niños pobres no tienen hambre, comen muy mal" - Mendoza Post
Sábado 14 Dic 2019Sábado, 14/12/19 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

El ministro de Desarrollo, Daniel Arroyo, sorpendió al decir que un relevamiento de peso y talla sobre los niños del país arrojó que los niños más chicos son petisos y gorditos. Y agregó que esto se da "porque comen fideos, arroz, harina".

Lo cierto es que los niños pobres de la Argentina no tienen hambre, sino que están muy mal alimentados. Casi el 60% de los niños que asisten a comedores sociales o escolares, tienen sobre peso u obesidad.

"El bajo peso ha desaparecido como problemática en la Argentina. Ahora el problema es la mala nutrición", aclaró al Post Laura Lonatti, coordinadora nacional del área de salud del movimiento Barrios de Pie.

Menos del 2% tiene bajo peso

El estudio fue realizado sobre casi 25 mil niños y adolescentes de 0 a 19 años que viven en barrios con alta vulnerabilidad y que asisten a merenderos y comedores de Barrios de Pie, clubes deportivos, espacios religiosos o guarderías comunitarias, en 14 provincias.

Mendoza no forma parte de la muestra.

Sin embargo, Lonatti aseguró que esta problemática se extiende por todo el país: "Los patrones alimentarios de la argentina cambiaron a partir del 2002 - 2003, cuando relevamos talla y peso posterior a la crisis de 2001, el 50% de los chicos estaba con bajo peso porque literalmente no había para comer. Ahora no hay hambre, hay malnutrición, que también es una problemática muy grave", explicó la trabajadora social.

En este sentido, además, alertó la grave situación de que "hay sobrepeso y hasta obesidad en lactantes, en niños de 0 a 2 años, esto va a traer serios problemas de salud en esos niños".

Lonatti fue tajante: "Eso muestra que los lactantes están comiendo de la olla. Es un momento en el que deberían tener una alimentación específica para ellos y no la están recibiendo. Un niño de esa edad no tiene los órganos preparados para recibir, por ejemplo, la misma carga de grasa que puede ingerir un adulto. Esto le va deteriorando el hígado y otros órganos de su cuerpo".

Lonatti subrayó que "cuando decimos que no hay hambre también tenemos que plantearnos qué es el hambre, porque si bien estos niños tienen acceso a alimentos, tienen acceso a una parte de la canasta, entonces tenemos que preguntarnos si tener hambre es no tener para comer o tener para comer solo tres alimentos".

En esta línea, aseguró que "El plan de ayuda alimentaria de Macri fue un colchón enorme, muy grande pero deficitario, porque no había programa de frescos. Hoy para resolver el problema de la malnutrición tenés que resolver cómo lograr que haya acceso a alimentos frescos".

Finalmente, Lonatti tiró el dato más importante de todos: "Nosotros sacamos la cuenta del costo de la canasta básica que necesita un niño en base a su edad y a las guías de alimentación del ministerio de Salud: los montos de las canastas están por encima de los 3 mil pesos por cada niño".

Los chicos necesita carnes, huevos y leche

El ministro Arroyo adelantó que la tarjeta del Programa AlimentAR estaría teniendo un monto de $4000 para la compra de alimentos. Y también dijo que se hará hincapié en que se utilice para la compra de carnes, lácteos y verduras.

Ojalá este año los productores no vuelvan a tener que dejar que la fruta se pudra en los árboles porque nadie quiere hacer la cosecha, porque los productores, fundidos, pagan menos que los planes sociales.