El caso Próvolo de Mendoza dio impulso a una investigación idéntica en La Plata - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 13 Nov 2019Miércoles, 13/11/19 atrás

La justicia italiana pidió "precisiones" sobre el pedido de extradición solicitado para un sacerdote que se encuentra en ese país europeo y está acusado de abusar de menores hipoacúsicos en el Instituto Próvolo de La Plata.

Se trata del sacerdote Eliseo José Pirmatti, quien está viviendo en un asilo para ancianos en Italia, y para quien la fiscal penal platense Cecilia Corfield pidió la extradición a través de la Cancillería argentina.

Una fuente judicial confirmó a la agencia de noticias Télam que "la justicia italiana rechazó el pedido tal como fue presentado, ya que faltaba información sobre todo de la prescripción de los delitos que se le imputan al sacerdote".

En La Plata un caso "espejo" del mendocino

"La justicia platense deberá aportar la información requerida y solicitar nuevamente la extradición del cura", apuntó la fuente.

Según la investigación de la fiscal Corfield, los abusos fueron cometidos en el Instituto Próvolo de La Plata, ubicado en las calles 47 y 25 de la capital provincial, donde Pirmatti se desempeñó en la década de 1980.

El cura está acusado de los delitos de "abuso sexual simple agravado por su condición de ministro de culto religioso, en tres hechos al menos, exhibiciones obscenas y promoción de facilitación de la corrupción de menores agravada".

La justicia platense remarcó en su pedido de extradición que al momento de ocurrir los abusos, las víctimas "no sólo eran menores de edad, sino incapaces en razón de su condición de sordomudos".

Algunos de los abusadores estuvieron en La Plata y Mendoza

Asimismo, se detalló que "muchos de ellos no tenían una familia que los contuviera, ya que estaban en condición de pupilos y provenían de otras provincias cuyos padres no podían afrontar el costo de viajar para visitarlos con asiduidad".

La fiscalía especial a cargo de Corfield inició la investigación a fines de 2016, luego de que se conociera que los sacerdotes Nicolás Corradi y Horacio Corbacho, detenidos en Mendoza por haber abusado de niños hipoacúsicos del Instituto Próvolo de esta provincia, también habían trabajado en el Próvolo de La Plata.