Rastreando Bitcoins atraparon a la mayor banda de pornografía infantil del mundo - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 17 Oct 2019Jueves, 17/10/19 atrás

Una operación internacional utilizando el rastreo de Bitcoin relacionado con la pornografía infantil, terminó con la detención de 338 personas.

Se trata de una de las mayores redes de porno infantil diseminado a través del sitio web clausurado Welcome To Video. Están acusadas de integrar la mayor red a nivel mundial de intercambio de este tipo de pornografía en la Dark Web.

Ver también: "Caldo de Pollo, el código de los pedófilos"

El autor de esta página, Jong Woo Son -ciudadano surcoreano de 23 años- y otras 337 personas que procedían de Estados Unidos y de otros 11 países.

La investigación estuvo a cargo del departamento criminal del Servicio de Impuesto Internos (IRS-CI) de Estados Unidos, que pudo localizar el servidor Darknet empleado por la red pornográfica, ubicado en Corea.

El autor de la web, Son, fue detenido en marzo de 2018 en Corea del Sur y el servidor con el que operaba en la Dark Web fue requisado. La operación resultó en la intervención de aproximadamente ocho terabytes (TB) de vídeos de pornografía con niños, uno de las mayores incautaciones de este tipo de material.

Las imágenes, que están sido analizadas actualmente por las autoridades, contenían más de 250.000 vídeos, y el 45 por ciento de ellos contienen imágenes nuevas que no habían sido detectadas hasta el momento.

Welcome To Video es "el mayor mercado de explotación sexual infantil por volumen de contenidos", concluyó la acusación emitida por un jurado federal del distrito de Columbia (Estados Unidos) y en la que también han participado otros países como Corea del Sur y Reino Unido.

La web tenía capacidad para un millón de usuarios y en su periodo de funcionamiento tuvieron lugar más de un millón de descargas de vídeos. Además, la operación ha sido responsable del rescate de 23 menores víctimas de explotación sexual en Estados Unidos, Reino Unido y España, que estaban sufriendo abusos de forma activa por parte de los usuarios del sitio web. La investigación busca también recuperar los fondos ilícitos obtenidos en criptomonedas por 24 usuarios de la web procedentes de cinco países distintos para restituirlos a las víctimas de los delitos de explotación infantil.