Las chicas se pusieron Bravas: llega el Malambo femenino a China - La Trenza - Mendoza Post
Martes 17 Sep 2019Martes, 17/09/19 atrás
porRomina Quiroga
Periodista

Flor Álvarez es una de las dos mendocinas que conforman el Elenco de Malambo Bravas. Una compañía que se anima a mostrar el talento, la fuerza y los ovarios gauchos argentinos en escenarios del otro lado del mundo.

Convocada por la directora del elenco, la catamarqueña Florencia Cura, se sumó al equipo federal que también integran  bonaerenses, una sanjuanina y dos chicas  de Córdoba y Catamarca . 

El 16 de octubre actuarán en la apertura del festival "China Wuqiao Internacional Circus" en Shijiazhuang al sur de China. Aprovecharán su estadía de tres semanas para participar  en un Festival que ofrece un premio de 50 mil dólares. 

Florencia  "La Reina del Malambo"- como le dicen desde la vendimia del 2018 en la que dejó a más de uno boquiabierto y emocionado- participa hace muchos años de certámenes tanto a nivel provincial como nacional representando a su Mendoza natal y  demostrando sus dotes de bailarina. 

Consiguió el 1er Lugar en las provincias de Córdoba, La Rioja, Catamarca, Santiago del Estero, Mendoza, Chaco y Buenos Aires

- ¿Cómo descubriste el Malambo y cómo fue meterse en una danza tan particularmente masculina? 


"Quiero demostrar que el malambo no es sólo cosa de hombres"

- Comencé a bailar a los 4 años danzas árabes. Luego incursioné en las danzas clásicas y contemporáneas. Cuando tenía 11, viendo en el final de una vendimia de mi Rivadavia, me había emocionado tanto el malambo que le dije a mi mamá que quería hacer eso. Fue así como comenzamos a buscar profe sin éxito. Comencé a bailar folklore pero no me daban clases de malambo, sólo por ser nena.

Flor Álvarez

- ¿Entonces cómo te las arreglaste?

En la fiesta de mis 15 años fue la primera vez que zapatié en público. Fue un malambo armado por mí. No entendía de técnicas ni de compases. Solo que durante esos años había imitado lo que veía hacer a mis compañeros en clases peñas o festivales.

- ¿Cómo es tu vida actual? Tengo entendido que estudiaste danza y te radicaste en Buenos Aires 

- Actualmente me mudé a Buenos Aires a estudiar la Licenciatura en Danzas Folkloricas en la Universidad Nacional De Las Artes. Trabajo con la danza ya que doy clases para un municipio, en casa tengo una sala de ensayo donde damos clases junto a mi novio a nuestro ballet folklórico y nuestros alumnos particulares. Aunque también además de dar clases sigo tomando y formándome, nunca se deja de aprender y al cuerpo hay que entrenarlo.

Ver también: Milonga queer: un lugar para el abrazo tanguero sin machismo

- Y de Mendoza directo al mundo. ¡Te vas a China Flor!

- Con respeto al viaje a China la directora Florencia Cura -  que actualmente dirige una compañía de malambo junto a otros 2 argentinos y bailarines en ése país - me conoce por las redes sociales y me convocó. 

- ¿Cómo es ser mujer malambera? ¿ Y cómo es particularmente para vos?

- La movida del Malambo es ahora un poco más vista. Antes éramos contadas con los dedos de una mano las que nos dedicábamos a eso. Ahora se produjo un efecto contagio y ya hay varias niñas que de chiquitas comienzan a practicar esta danza. Ser bailarina de Malambo fue difícil pero no reniego de eso. Aún hay resistencia a que la mujer zapatee porque eso es de gauchos, de hombres, y mil excusas más. Yo creo que todo evoluciona y si esta hecho desde el respeto y la pasión no tiene nada malo. Haga quien lo haga.

Así son las Bravas

La creadora de Bravas, Flor Cura, vive en la ciudad china Zhuhai hace 5 años, donde dirige el espectáculo "Puro Gaucho", un show de malambo con hombres. Como su trabajo en aquel país está llegando a su fin, decidió formar el grupo femenino argentino, que ahora podrá mostrar su talento al otro lado del mundo.     

La idea de formar un ballet femenino tiene como motor principal la representación de la mujer en ese estilo particular - tanto en nuestro país como en el exterior-  donde la palabra "Malambo" relaciona automáticamente a la imagen de un hombre. 

Representar la fuerza, la capacidad, el poder de decisión, la seducción y la belleza que encierran estas mujeres define por completo la esencia de Bravas y de su creadora.