El listado que compromete al absuelto exjefe del Ejército, César Milani - Mendoza Post
Sábado 10 Ago 2019Sábado, 10/08/19 atrás
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción

Este viernes, el exjefe del Ejército César Santos Gerardo del Corazón de Jesús Milani fue absuelto de todos los delitos en el juicio de lesa humanidad que se le seguía en La Rioja por el secuestro y las torturas sufridas por Pedro Olivera y su hijo, Ramón, durante la última dictadura militar.

Ello provocó una andanada de críticas en las redes sociales. También especulaciones de diversa índole, ya que la medida llegó a horas de que se desarrollen las PASO a nivel nacional. Milani jura que nada tuvo que ver con la dictadura militar, dato que se ha comprobado in extenso en los tres expedientes que lo supieron investigar.

Pero hay algo aún más truculento, en lo que pocos han reparado: su nombre aparece en la lista de uno de los batallones de inteligencia más temibles de la dictadura: el 601

Irónicamente, el listado fue publicado en exclusiva en febrero de 2010 por revista Veintitrés, del grupo Szpolski, beneficiado hasta el hartazgo por la millonaria pauta oficial del kirchnerismo, el mismo gobierno que promovería a Milani como jefe del Efército.

De hecho, fue designado por Cristina Kirchner el 3 de julio de 2013 como Jefe de Estado Mayor del Ejército.

"Todos los nombres del Batallón 601: la lista de quienes integraron entre 1976 y 1983 el organismo de inteligencia de la dictadura militar". Así se tituló la nómina que publicó en su momento reviste 23

En la primera parte de los tres documentos, aparece el nombre de "César Santos Milani, teniente primero".

Milani entró como teniente 1° de la escuela de Inteligencia del Ejército el 1 de diciembre de 1982 e ingresó en el 601 el 1 de diciembre de 1983, es decir 9 días antes del retorno de la democracia. El 601 fue el organismo de espionaje que usó el Ejército para ejecutar el plan sistemático de desaparición de personas y tuvo jefes como el general Guillermo "Pajarito" Suárez Mason.

Milani zafó... por ahora