La Biblioteca San Martín cumple 197 años: ¿Conocés su historia? - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 10 Jul 2019Miércoles, 10/07/19 atrás

La Biblioteca General San Martín cumple 197 años y la secretaría de Cultura organizó una celebración para la casa cultural más antigua de los mendocinos.

La biblioteca nació gracias al impulso cultural que vivió nuestro país en 1820. San Martín, junto a otros militares de la Independencia y algunos ciudadanos enrolados en las filas del rivadavismo (Presidencia de B. Rivadavia 1826-1827) encararon la tarea ya que todos ellos eran partidarios del pensamiento ilustrado.

Así fue que surgió la necesidad de crear la "Sociedad Biblioteca Mendocina", que se reglamentó el 11 de marzo de 1822 y plasmó el deseo de crear una biblioteca popular que difundiera "conocimientos útiles".

La sala de lectura en los años '50

El primer secretario del organismo fue Agustín Delgado, y el 9 de julio de 1822, la Biblioteca Mendocina abrió sus puertas a la comunidad.

Tanto la biblioteca como el museo sanmartiniano estuvieron en diferentes edificios de Mendoza, pero en las mudanzas se perdieron importantes colecciones y libros antes de afincarse en el edificio de la Alameda.

Ese lugar fue primero un lote que en octubre de 1818 San Martín, compró a don Antonio de la Puente: eran dos terrenos junto a la Alameda, comprendidos entre las calles Remedios de Escalada de San Martín, Corrientes, Rioja y Urquiza (Ciudad).

Pero cuando San Martín se fue a Europa en 1824, los terrenos que compró quedaron abandonados, a pesar de que Josefa Morales de los Ríos, amiga del héroe, cuidaba del lugar. Pero San Martín siempre se negó a venderlos o alquilarlos.

A su muerte que su hija Merceditas otorgó un poder a Salvador Civit en 1871, para vender estos lotes. Finalmente la venta se realizó a don Ezequiel Tabanera ese año.

En 1910, la biblioteca funcionaba en la actual escuela Arístides 

Recién en 1941 el sitio fue declarado lugar histórico por el Poder Ejecutivo Nacional, señalado por placas alusivas de bronce porque estaba ocupado por negocios.

Un poco antes, en 1927, el entonces diputado nacional Jorge Calle presentó por primera vez un proyecto de ley por el que autorizaba al Ejecutivo para construir en nuestra ciudad capital la sede de su histórica sala de lectura creada por el General San Martín, iniciativa que no logró el éxito

Pero hubo que esperar hasta 1942 cuando el Poder Ejecutivo Nacional, en su ley de construcciones de escuelas, incluyó una partida para la Biblioteca San Martín. A fines de esa década y aprovechando un gobierno que le dio gran impulso a los temas sanmartinianos, se puso en marcha desde la Legislatura local un proyecto para construir el edificio que albergaría a biblioteca, archivo y museo en el mismo sitio en donde el Padre de la Patria había adquirido un terreno en 1818.

El General y Merceditas, frente a la actual biblioteca