Si estás embarazada, cuidado con estos tratamientos estéticos - Mendoza Post
Martes 11 Jun 2019Martes, 11/06/19 atrás

 En la actualidad abundan los procedimientos para vernos y sentirnos más bellas. De amplia variedad, los establecimientos que se dedican a la estética femenina ofrecen servicios para casi cualquier parte del cuerpo que queramos mejorar: cabello, pestañas, piel, uñas, reducir centímetros, o depilación definitiva, entre otros.

Estas técnicas están en auge entre las mujeres, y las embarazadas no son la excepción. Durante la gestación no cualquier tratamiento es seguro. Se debe evaluar semanas de gestación, qué tan invasivo es el procedimiento, su nivel de influencia en el feto, y condiciones particulares de la persona tales como alergias o antecedentes.

A continuación les dejamos una guía para saber qué podemos hacer y qué es mejor evitar:

Alisado definitivo

No se recomienda realizarlo en el embarazo, por el formol que contiene el producto con el que se lleva a cabo; que a pesar de ser bajo porcentaje, la mujer aspira los vapores y puede traer daño fetal. Tampoco se aconseja el shock de keratina.

El alisado, para después del parto.

Depilación 

Se puede rasurar, o también depilar con crema. Tampoco está contraindicada la cera, aunque probablemente duela un poco más y hasta sangre al estar la zona más edematizada e irrigada. Distinta es la depilación definitiva, que no se recomienda ya que es usual que manche la piel.

Masajes

Existen muchos tipos, pero la mayoría de éstos no están contraindicados. El drenaje linfático es una práctica agradable sobre todo en el último trimestre, para ayudar a movilizar los líquidos retenidos en los miembros inferiores. Masajes descontracturantes también son agradables, porque la mujer suele sufrir dolores de espalda.

El masaje, una práctica saludable.

Tintura de cabello

Podés teñirte sin problemas siempre y cuando sea tintura sin amoníaco, y preferentemente después de las 12 semanas de gestación.

Ojo con la tintura.

Esmaltado

 El esmalte común no genera ningún problema al feto, pero sí puede generar mareos y náuseas a la mujer. Por ello, se aconseja hacerlo en un lugar ventilado. Por otro lado, no es buena idea realizarse esmaltado semipermanente o esculpidas durante el embarazo, ya que si hubiera alguna urgencia y quedaras internada, no es posible realizar la medición de la saturación de oxígeno (se realiza en el extremo del dedo). Sino, ¡habrá que llamar a tu manicura para que vaya corriendo a sacarte el esmalte al hospital!