Un ex Boca vendió sus camisetas para pagar el tratamiento de su hija - Mendoza Post
Post: Mendoza PostSábado 25 May 2019Sábado, 25/05/19 atrás

 "A nosotros nos dijeron que ella iba a quedar postrada en una cama, en estado vegetativo", dijo emocionado Pablo Jerez, quien ganó todo con Boca y ahora, jugando en el ascenso metropolitano, vive una situación económica extrema para pagar el tratamiento de su hija.

"Un día estaba mirando una nota de Licha López y estaba contando una historia con sus camisetas y los recuerdos. Dijo que prefería que no se apolillaran en un cajón, sino que con el recuerdo mismo se sentía bien. Fue el envión que me faltaba porque yo necesitaba dinero y no me quedó otra que venderlas", contó en una entrevista a TyC Sports.

Luego de su paso por Boca (2000-2005) donde ganó un título local y tres internacionales, Jerez jugó en Colón (2005-2008), Tigre (2008-2009), Huracán (2009-2010), Olimpo (2010-2012), Camioneros (2012-2015), San Martín de Burzaco (2015-2016), Deportivo Merlo (2016-2018) y actualmente está en Midland, de la Primera C Metropolitana.

Jerez, en su etapa con Boca.

Su hija Zoe nació en 2004, en neonatología tuvo meningitis por una bacteria intrahospitalaria y sufrió hidrocefalia. "Trataba de no hablar de esto en el club ni con (Carlos) Bianchi. Quería seguir, pero mi cabeza no estaba en orden. Fui decayendo tanto en lo físico como en lo futbolístico. Es que por lo de Zoe llegamos a un nivel de desesperación muy grande. Hasta visitamos brujos", manifestó, según reprodujo Diario Olé.

Con 34 años, sigue jugando porque al estar en actividad le brindan una obra social. El problema será cuando se retire: "Por eso hice una movida para gestionar una pensión por discapacidad. Si yo dejo de jugar, la obra social no me corre más. Se nos va a venir una jodida. Estamos viendo todas las posibilidades. Pero es un problema".

"No tengo un oficio, una formación, la última vez que tuve que salir a trabajar lo hice de remís con un auto prestado. Por eso quiero pregonar esto. Uno no sabe las vueltas de la vida, lo que puede pasar. Sufrí una serie de desgracias. Sin embargo, no tuve la inteligencia en lo económico para saber cómo eran las cosas", relató.

La solidaridad de compañeros y rivales con Jerez y su hija.