Theresa May presentó su renuncia como primer ministro británica - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 24 May 2019Viernes, 24/05/19 atrás

"Creo que era correcto perseverar incluso cuando las posibilidades de fracasar parecían altas, pero ahora me parece claro que en el interés del país es mejor que un nuevo primer ministro lidere ese esfuerzo", afirmó Theresa May, la primer ministro británica.

May anunció que dejará el cargo el 7 de junio para que el Partido Conservador elija a un nuevo líder que lleve adelante el Brexit.

"Seguiré como primera ministra hasta que se elija un nuevo líder", dijo, y puso fin a las especulaciones de las últimas horas: ella seguirá siendo primera ministra interina mientras el Partido Conservador pone en marcha la carrera por su sucesión, que se podría prolongar hasta ocho semanas.

La premier lamentó no haber logrado el consenso necesario en el Parlamento para sacar adelante el acuerdo del Brexit y defendió su forma de actuar, que describió como "adecuada". "Lamentablamente no lo he conseguido", declaró. El acuerdo que May había negociado con Bruselas fue rechazado tres veces en la Cámara de los Comunes.

Además, esta semana, en un desesperado intento de obtener la aprobación del Parlamento, May había propuesto "un nuevo acuerdo" que incluía la posibilidad de convocar a un nuevo referéndum y de mantener una estrecha relación aduanera con la UE. Las dos propuestas iban directamente en contra de los deseos del ala dura del Partido Conservador y hasta ministros cercanos le plantearon que no apoyarían su plan.

May no pudo lograr aun la salida de Gran Bretaña de la UE

May señaló que deja a su sucesor la tarea de cumplir con lo que los británicos votaron en junio de 2016. "Si se le da a la gente la opción de decidir, luego hay que hacer todo lo posible por ejecutar dicha decisión", planteó.

Casi tres años después de que el Reino Unido votó a favor de dejar la UE -el 23 de junio de 2016- y casi dos meses después de la fecha prevista para esa salida -el 29 de marzo de este año-, May dejará su cargo con un Parlamento profundamente dividido y con su principal promesa -ejecutar el Brexit- incumplida.