Otro caso Romina Tejerina en General Alvear - Mendoza Post
Jueves 16 May 2019Jueves, 16/05/19 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

Casi calcado del caso de Romina Tejerina, la joven tucumana que mató a la beba recién nacida que parió en el baño de su casa sin que nadie notara su embarazo, Antonella Godoy, una joven alvearense, está presa por la misma causa. 

La joven de 19 años también parió en el baño de su casa. Tampoco nadie supo nunca de embarazo y, a diferencia de Tejerina que usó una aguja de tejer para matar a la beba que parió, Antonella usó un cuchillo. 

Hoy, Antonella fue trasladada a la cárcel mendocina de San Rafael, luego de que la fiscal la imputara por homicidio agravado por el vínculo.

Romina Tejerina

Antonella Soledad Godoy, fue imputada por la fiscal Ivana Verdún luego de comprobar que la joven "comprendía sus actos" y en principio no padece enfermedades u otras condiciones que justifiquen su inimputabilidad.

A diferencia de Tejerina, quien siempre sostuvo que había sido violada (aunque luego el acusado fue absuelto por un tribunal), fuentes judiciales confirmaron al Post que Godoy no declaró y que se investigan las condiciones en las que quedó embarazada ya que nadie lo había notado. 

El recién nacido murió en el Schestakow

La joven estaba detenida con custodia policial desde el domingo pasado en el hospital Enfermeros Argentinos, adonde había llegado con el bebé con heridas de cuchillo cuya gravedad le causaron la muerte.

La justicia constató que la joven había dado a luz en su domicilio de General Alvear, donde vive con sus padres "que no sabían de su embarazo", señalaron las fuentes.

El bebé herido fue trasladado al hospital Schestakow, de la vecina ciudad de San Rafael, donde falleció el domingo pasado.

Tras análisis psicológicos a la acusada y la toma de declaraciones en su círculo familiar, la fiscal Verdín verificó que nadie sabía del embarazo de la joven y tampoco sobre quién es el padre del bebé fallecido. 

Antonella fue trasladada a la cárcel de San rafael

Romina Tejerina fue condenada a 14 años de prisión, tenía también 19 años. Su caso fue emblemático para muchas organizaciones de Derechos Humanos que creyeron su versión del abuso sexual. 

Cumplió su condena y salió de prisión a los 29 años.