Sábado 1 Dic 2018 10 días atrás

Muchas veces vemos en programas de televisión o en internet, recetas sencillas y fáciles, que al momento de realizarlas en casa no nos salen como en la foto o bien no es el plato final esperado.

Por eso en esta nota te doy algunos tips para tener en cuenta.

Medidas y pesos

Es muy común que hoy en día te digan una taza de o una cucharada de, pero esa taza ¿qué medida tiene o que cantidad le entra en su contenido?

Por lo general una taza normal, de esas que tenemos en casa, entran entren 200 y 250 g. Mientras que una cucharada sopera de ingredientes tiene entre 40 y 50 g.

Hoy en día si no tenes una balanza, podes comprar cucharas medidoras y ahí te indican si es una taza o una cucharada.

El peso de un huevo

Si en la receta te pide 200 g de huevo, ahí está la duda...

Y te doy un consejo, a la hora de usarlos.

Un huevo mediano pesa entre 53 y 60 g. Un huevo grande entre 60 y 70 g, mientras que uno extra grande pesa más de 73 g.

A la hora de saber si un huevo es fresco, el mejor método para verificar es, llenando un vaso de agua y colocar el huevo ahí dentro.

Si el huevo se hunde, quiere decir que está fresco, lleva de 1 a 4 días (A). Si el huevo queda a la mitad del vaso, lleva de 4 a 8 días(B), pero si el huevo flota en la superficie, esta pasado y puede ser que al romperlo este podrido(C). Nunca guardes los huevos en la heladera.

Debes tener en cuenta que al momento de utilizar un huevo, debes lavarlo bien con una esponja y unas gotas de lavandina, luego lo enjuagas con agua y lo secas.

Este proceso debes realizarlo siempre al momento de ocupar el huevo y no lavarlos y guardarlos. Tene en cuenta que la cascara de huevo es porosa y tiene una película impermeable que al momento de lavarlo se rompe y si esa película se rompe, entrara mas oxígeno y el huevo se echara a perder más rápido de lo normal.

Las cascaras no las tires a la basura, rompelas y colocalas en tus macetas, tus plantas te lo agradecerán, sirven como abono.

Tipos de cocción de huevo

Para tener en cuenta, de 2 a 4 minutos, obtendrás un huevo pasado por agua o en termino gastronómico: "babe", es cuando la clara esta cocida pero la yema esta aun blanda, el famoso huevo "pasado por agua". Ya pasando los 10 minutos el huevo será el cocido duro. Si lo dejas mas tiempo el huevo se pasara, y la yema se tornara oscura.

A la hora de colocar el huevo a hervir, siempre hacerlo a partir de agua fría.

Para lograr un buen huevo frito siempre a partir de aceite frio, colocas el aceite en un sartén, junto con el huevo. Y colocas a cocinar hasta el punto que desees.

Cascaras de verduras: reutilizables

Por si ni sabias, en las grandes cocinas de los restaurantes, las cascaras de zanahoria, los restos de cebollas, las cascaras de zapallo y los tallos de apios y acelgas, se colocan en una olla con agua y se ponen a hervir, luego se filtra y se guarda ese caldo para utilizar en salsas y consomés. Son una buena opción para descartar los caldos artificiales.

Con las cascaras de papa, no queda mas que colocarlas en plantas, también, sirven de abono.

Cascaras de cítricos, como el pomelo, naranja y limón. Las colocas a hervir tres veces cambiando el agua, una vez frías separas la parte blanca de las cascaras y las partes de color podes dejarlas en azúcar o bien realizar un almíbar y las dejas ahí. Las utilizas en budines y en esta época del año, para el pan dulce.

A la hora de cocinar pastas y arroz

Debes tener en cuenta que la hora de cocinar pasta el agua solo debe tener sal, y colocar la pasta cuando el agua este hirviendo pero no a borbotones. Tene en cuenta que la cantidad de agua es el doble de la pasta a utilizar. Nunca coloques aceite al agua, eso hace que la pasta se impermeabilice y no se cocine correctamente.

Con el arroz, es lo mismo, lo único que colocas es el doble de agua y cocinas hasta consumir el total del agua, una vez que eso sucedió, tapas y dejas descansar unos minutos. Para no hacer arroz para un ejército, para la media, una taza de café, es una porción.

La buena calidad es lo primordial

Si de calidad hablamos, debes tener en cuenta que siempre es mejor utilizar productos frescos y de buena calidad, si bien hoy en día ir al super es una odisea, tomarte unos minutos más en leer etiquetas no cuesta nada, ojos con los alimentos imitación y con los alimentos que dicen "a base de leche" cuando en realidad debe decir: "leche".

En pescados también te podes dar cuenta, si tiene olor a fresco esta bueno, y si su piel es brillante también. Ahora si sus ojos están opacos y sus escamas pálidas, es señal que no es un producto fresco.

Cuidado con la contaminación cruzada

Este tema es muy delicado, ya que muchas veces cuando vas al super, las bandejas de pollo y cárnicos chorrean de líquido. Por más que estén refrigerados, en el camino del super a tu casa no, entonces lo que te recomiendo es siempre ir a carnes y lácteos al último.

Siempre colocar en bolsas las bandejas de carnes y sachet de leche y yogurt, esto hará que las demás cosas no se ensucien ni contaminen con los líquidos. Siempre colocarlos separados de frutas y verduras. Y al momento de cocinar en tu casa, no usar la misma tabla, siempre tener una para cada cosa. No uses tablas de madera, si de plástico.

No abras el horno

Al momento de hacer un bizcochuelo o budín, lo que debes tener en cuenta es que el horno este precalentado y el molde enmantecado y enharinado. Pero al momento de meterlo al horno, no abrirlo hasta que hayan pasado unos 30 o 35 minutos, si lo abrís, el horno perderá calor, la preparación se bajara y no quedara muy bien.

Si queres saber si ya está listo, con la ayuda de un palillo lo pinchas y si sale seco, está listo.

Al momento de cortarlo, déjalo que se enfríe, si lo cortas en caliente quedara una especie de apelmazamiento en el medio.

Manteca fría o pomada

A la hora de realizar una preparación con manteca, si deseas hacer un budín la manteca debe estar pomada a temperatura ambiente, ahora si vas a realizar una masa quebrada, como la de la pastafrola o para una tarta, la manteca debe de estar bien fría.

A la hora de congelar

Lo que no se congela:

Huevos crudos y cocidos, no. Pero si solo la clara, se puede congelar, luego la dejas descongelar y la utilizas para un merengue cocido como un francés o suizo.

La papa no se congela, el zapallo y zanahorias si, pero cocidas.

Verdes como la acelga, la espinaca y el brócoli: Sí.

Carnes, todas, hasta 6 meses, crudas o cocidas.

Frutas, solo el ananá o los duraznos en almíbar y los frutos rojos, excepto la frutilla. Si los congelas crudos, el frío del freezer "cocinara" el producto y esto hará que a la hora de descongelar parezca pasado.

¡No las tires!

Perejil, albahaca y demás hierbas aromáticas, las lavas bien con agua las picas y las congelas en cubeteras con los fondos de verduras o con manteca derretida o aceite. Te servirán para una salsa o para la pasta.

Esto es todo por hoy, espero te sean muy útiles estos consejos. Y que los puedas poner en práctica.

Nos reencontramos la semana que viene. Buen fin de semana.


Gabriel Funes Milani Chef pastelero en Gran Hotel PotrerillosInstagram: @soygabiar