Conmoción por la muerte de un policía en Las Heras - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 14 May 2015

Un efectivo de la Policía falleció este jueves mientras perseguía a dos ladrones en Las Heras. Cayó de su moto porque al parecer los sujetos a los que perseguía,  que también iban en moto, lo encerraron y se golpeó la cabeza al caer en una acequia. Hay un aprehendido.

Miguel Ángel García Orquera tenía 28 años y pertenecía a la Unidad Motorizada de Acción Rápida (UMAR)

La víctima había intentado identificar a dos sujetos, que se dieron a la fuga en una moto por razones que aún se desconocen. Según fuentes del Ministerio de Seguridad, comenzó una persecución hasta que en la intersección de las calles Bombal y Los Pinos, del Barrio Cementista II, García fue encerrado por los hombres y cayó en un acequia.

Miguel Ángel García, el policía muerto.

El fuerte golpe le ocasionó la muerte. Fue asistido y trasladado al hospital Central, donde llegó en estado gravísimo a las 14.50; le hicieron maniobras de resucitación pero falleció dos minutos después.

García presentaba, según indicaron en el Hospital Central, una grave pérdida de masa encefálica debido a un fuerte traumatismo encefalócraneano.

El lugar de la muerte

Vecinos conmocionados en Las Heras.

En medio de una gran conmoción, llegaron las autoridades del Ministerio de Seguridad al Hospital Central, entre éstas el titular de la cartera, Leonardo Comperatore, que no quiso hablar con la prensa.

A las 15, más de treinta efectivos policiales llegaron desolados a la guardia del Hospital Central. "Era una excelente persona y estaba en su horario de trabajo", contó en la guardia  Andrés, amigo del policía fallecido que también forma parte de la fuerza.

Científica trabajando en el barrio Cementista II.

Otra de sus amigas, que llegó al lugar pero prefirió no dar su identidad, narró que era una "excelente persona" y que "no tenía problemas con nadie".

La mujer de García está embarazada y cuando llegó al Central se descompensó y fue trasladada a una clínica privada.

La mujer estaba acompañada por su padre y ambos se retiraron en ambulancia para que ella fuera atendida en otro nosocomio.

Familiares y amigos llegaron a la guardia del Central pasadas las 15.30 de este jueves.