Históricos traidores de River y Boca - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 14 May 2015

El fútbol argentino se vive con una pasión incalculable, la razón muchas veces se pierde y la cordura es dejada de lado, los hinchas de los distintos equipos aman sus colores, sin embargo, para algunos jugadores, el deporte más popular del mundo, es sólo su profesión.

Hay una extensa lista de jugadores que pasaron al eterno rival, pero en este caso mostramos  algunos de los traidores más resonantes de River y Boca.

Hugo Orlando Gatti:

El "Loco" estuvo 4 años, entre el 64 y el 68, a la sombra de Amadeo Carrizo en River. El banco de suplentes fue su hogar durante años, pero luego de su buen paso por Gimnasia y Esgrima de La Plata, el Toto Lorenzo lo llevó a Boca en 1975.

En Boca ganó seis títulos, entre ellos, las Copas Libertadores de 1977 y 1978 y la Copa Intercontinental del 78. Gatti jugó hasta los 44 años y se convirtió en el jugador con más partidos en primera división, con 765 encuentros disputados.

Oscar Ruggeri:

El " Cabezón" llegó a Boca cuando era adolescente y debutó en primera división cuando corría el año 1980. Ruggeri, fiel al estilo boquense, se destacó por la garra y en 1981 fue campeón junto con Maradona.

Debido a la huelga de futbolistas de 1984 y la crísis económica de Boca, Ruggeri y Gareca obtienen el pase libre y emigran nada más y nada menos que al eterno rival. El representante de los dos jugadores era Guilermo Cóppola.

En River, Ruggeri jugó tres años, pero ganó Copa Libertadores, Copa Intercontinental, Copa Interamericana y un Campeonato de Primera División. Para muchos hinchas de Boca, es la traición más grande de todos los tiempos.

Ricardo Gareca:

Gareca debutó en la primera de Boca en 1978, jugó algunos partidos pero no se pudo afianzar y en 1981 jugó en Sarmiento de Junín. Su paso por Junín fue para Gareca importantísimo, ya que consiguió la madurez necesaria para triunfar en Boca, convirtiéndose en uno de los mejores jugadores del fútbol argentino de la época. 

Con el equipo de la Ribera, consiguió 62 goles en 114 partidos, pero al igual que Ruggeri, debido a la grave crísis de Boca, se fue a River donde tuvo un paso fugaz, aunque nadie olvida que dejó a su equipo en el momento más difícil.

Juan José López:

J.J hizo todas las inferiores en River, debutó en primera en 1970 y emigró a Talleres de Córdoba en 1981. Fue figura del River campeón del 75 y fue considerado uno de los grandes ídolos de la época. 

11 años vistiendo la camiseta de River no le bastaron a J.J para tomar cariño suficiente y en 1982 emigró de Talleres para ir a Boca. En el Xeneize jugó 38 partidos y marcó 6 goles.

Juan José López era el técnico de River cuando descendió.

Su primer gol con Boca, lo gritó con el corazón.

Alberto Tarantini:

Considerado por quiénes lo vieron jugar, el mejor 3 que vió la Argentina. Hizo inferiores en Boca y debutó en el primer equipo en 1973. Allí estuvo hasta 1977 cuando emigró al Birmingham de Inglaterra.

En el 79, luego de haber sido campeón del mundo con Argentina, volvió al país para jugar en Talleres. Un año más tarde, River adquirió sus servicios por 3 temporadas y logró 2 títulos nacionales.

Lo de Tarantini fue resonante, no exclusivamente por haber salido de Boca, si no también por ser una de las grandes figuras del momento.

Claudio Paul Caniggia:

El "Pájaro" hizo las divisiones inferiores en River, debutó en primera en 1985, y en el 88 emigró al Hellas Verona de Italia. En River no llegó a ser titular, pero hizo notar que era un jugador con condiciones.

Estuvo 7 años en Europa, en quipos como Atalanta, Roma y Benfica, pero en 1995 se fue a Boca para jugar nuevamente con Diego Maradona. Con la camiseta Xeneize anotó 37 goles en 64 partidos.

Caniggia fue un chico que formó River, pero en su vuelta a la Argentina declaró: "Siempre fui de Boca".