Texas prohíbe los abortos después de las 6 semanas - Mendoza Post
Texas prohíbe los abortos después de las 6 semanas

En ese estado entró en vigencia la medida que prohíbe mayoría de los abortos después de 6 semanas embarazo.

Texas prohíbe los abortos después de las 6 semanas

Por: Mendoza PostJueves 2 Sep 2021

A partir del primer minuto de este miércoles entró en vigor en Texas la nueva ley que prohíbe los abortos a las seis semanas de embarazo. La medida, que plantea interrogantes sobre el futuro de la histórica decisión de 1972 sobre el derecho al aborto Roe v. Wade, fue aprobada por la Corte Suprema.

Los magistrados aún podrían actuar a partir de este miércoles.
Horas antes de que la ley entrara en vigor, las clínicas que practican la interrupción del embarazo en Texas ya estaban rechazando pacientes.

Desde mediados de agosto, los 11 centros de salud de Planned Parenthood en Texas que brindan servicios de aborto dejaron de programar visitas para después del 1 de septiembre, para abortos de las últimas seis semanas de embarazo.

Fuentes locales indicaron que, ahora que la ley entra en vigencia, el acceso a casi todos los abortos acaba de ser cortado para millones de personas.

Ver: Llegaron más vacunas y Argentina cuenta con casi 55 millones de dosis

Las clínicas que practican la interrupción del embarazo en Texas ya rechazan pacientes.

"La ley prohíbe el aborto a las seis semanas de embarazo, antes de que muchas personas sepan que están embarazadas", denunciaron grupos locales de defensa del aborto.

"El resultado es que muchas texanas se verán obligadas a tener embarazos en contra de su voluntad", agregaron.

La norma, el proyecto de Ley del Senado 8, que estaría entre las más estrictas de la nación, también autoriza a los ciudadanos a demandar a cualquier persona que ayude a una mujer a obtener servicios de aborto.

Los proveedores de servicios de abordo apelaron la decisión ante la corte presentando una orden judicial de emergencia inmediata que bloquee la ley mientras continúan los desafíos legales.

La norma autoriza a demandar a cualquier persona que ayude a obtener servicios de aborto.

Afirman que las restricciones de Texas limitarían "inmediata y catastróficamente" el acceso al aborto para el 85% de las pacientes y obligarían a muchas clínicas a cerrar en todo el estado del sur.

"Los pacientes tendrán que viajar fuera del estado, en medio de una pandemia, para recibir atención médica garantizada de manera constitucional", continuó Northup. "Y muchos no tendrán los medios para hacerlo. Es cruel, inconcebible e ilegal".

"El pueblo estadounidense está ansioso por humanizar nuestras leyes de aborto extremas y obsoletas", dijo Marjorie Dannenfelser, presidenta del grupo antiabortista Susan B.
Anthony List.

Ver: Quién fue Oyarbide: una vida tumultuosa y una muerte en silencio

Esta nota habla de: