Ocho verduras que en realidad son frutas - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 14 Abr 2021 29 días atrás

Si hablamos, por ejemplo, de un tomate o un calabacín es fácil que nuestra cabeza viaje al mundo de las verduras de manera equivocada. Y es que, en realidad, desde un punto de vista puramente botánico, todos estos alimentos se engloban dentro del grupo de los frutos, esto es, "los órganos vegetales que suceden a la flor de la planta después de su fertilización". Lo que ocurre es que, muchas veces, el uso culinario que damos a muchos de esos frutos está más próximo al terreno de las verduras, de ahí la confusión.

El ser humano lleva siglos utilizando las partes comestibles de infinidad de plantas para su consumo. Ya sean hojas (espinacas, acelgas, endivias; tallos (espárragos, puerros, apio; inflorescencia (alcachofas, brócoli); bulbo (cebollas, ajos); raíz (zanahorias, rábanos) y, por supuesto, los frutos.

A continuación un detalles de las verduras que en realidad son frutas:

Tomates

Una anécdota ocurrida en el siglo XIX en EE.UU. ayudó a que hoy asociemos este alimento al mundo de la verdura y no tanto al de la fruta. A finales de ese siglo, la Corte Suprema del país norteamericano aprobó una ley que establecía una tasa para todas aquellas verduras que fueran importadas. Las compañías que importaban tomates alegaron que el tomate era una fruta y que, además, la ciencia así lo refrendaba. Sin embargo, el gobierno estadounidense dictaminó que su uso era más frecuente en cocina como verdura que como fruta, y que las tasas debían ser pagadas.

Ver: El mejor truco para que tus ollas quemadas luzcan como nuevas

Berenjenas

Se trata de una prima cercana al tomate, el pimiento y pertenece a la familia de las plantas denominadas solanáceas (al igual que la patata, aunque ésta no sea fruto sino un tubérculo).

Pimientos

Los pimientos se enmarcan también dentro del grupo de los frutos y tiene un elevadísimo aporte de Vitamina C.

Palta

Funciona igual de bien tanto en el terreno dulce como en el salado, es uno de los frutos más versátiles y se ha convertido en estrella en numerosos restaurantes.

Calabazas

También la calabaza es técnicamente una fruta, y también -como el aguacate- funciona muy bien tanto en el mundo salado como en el dulce.

Calabacines

Al igual que la calabaza y el pepino, pertenece a la familia de plantas llamadas curcubitáceas. Otro ejemplo claro de alimento que, aunque solemos cocinar como si fuera verdura, es en realidad un fruto si atendemos a lo estrictamente botánico.

Pepinos

Este fruto (más asociado al verano, por su gran poder refrescante) funciona también muy bien en ensaladas, aperitivos y es uno de los alimentos menos calóricos de cuantos podemos encontrarnos en el mercado.

Judías verdes

Las judías verdes son el fruto de una planta perteneciente a la familia de las llamadas fabáceas, son comestibles y se les suele dar un uso culinario más próximo a las verduras que a las frutas.

Ver: Qué le dijo Marley a Mirko cuando preguntó por su mamá

Esta nota habla de: