Si tu perro te sigue a todos lados, algo no anda bien - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 13 Mar 2021

El perro es el mejor amigo del hombre, pero ese no es motivo suficiente para que te siga a todas partes. Si ves que quiere estar encima tuyo todo el tiempo, en la cocina, el baño, incluso en la cama... ¡Algo está pasando!

A pesar que nos parezca una "gracia" o una muestra de cariño, no es normal que lo haga y significa que tu perro está pidiendo algo que no estás entendiendo.

Un artículo publicado por La Vanguardia señala que el vínculo que generan estos animales es muy fuerte, ya que tienen un gran sentido de grupo. Que te siga podría significar que sienta curiosidad, que tenga hambre o que quiera dar un paseo: pero si conducta es compulsiva, estamos ante una cuestión de dependencia.

Ver: Los 5 tips para un cuero cabelludo graso

También podría tratarse de un problema de falta de autonomía y maduración. "Estos animales que nos siguen tanto no han terminado de madurar lo suficiente, porque no saben tomar sus propias decisiones ni tienen la suficiente autonomía para ocuparse de ellas. Son canes que no están en contacto con sus propias necesidades y nos acompañan en las nuestras. Son gregarios y cooperativos. Necesitan del grupo", explican en el citado informe.

Ver: "Vidas de papel", una película que conmueve y te hace pensar

En caso de este tipo de comportamiento, es conveniente marcar al can lo que puede y no puede hacer, dónde puede estar y donde no. Si lo sobreprotegemos demasiado puede derivar en problemas de comportamiento que se pueden manifestar como ansiedad, agresividad hacia las personas u otros perros.

Ver: Escuchá detalles exclusivos de las ferraris en Mendoza

Para entender el comportamiento de tu perro, es fundamental analizar el contexto:

¿Tiene su entorno asegurado?

El perro necesita controlar la situación para encontrarse confortable. Aunque se trate de tu (su) propia casa, si te sigue es porque está inquieto y no se encuentra cómodo en el ambiente donde está.

Si donde está le aporta tranquilidad y comodidad, el animal podrá tener ratos de descanso sin tener que estar permanentemente en alerta o seguirte a todos lados porque ya se sentirá confiado.

¿Sabe cómo descansar?

El descanso es una de las bases del bienestar animal. Los especialistas recomiendan observar si el perro tiene facilidad o no para ello, ya que algunos canes viven sobrexcitados y por este motivo les cuesta mucho relajarse y dormir.

¿Lo acompañás hacia la tranquilidad?

Si vos y tu perro hacés juntos actividades que conllevan mucha adrenalina, y después os se van a casa y lo dejás ahí sólo durante más de ocho horas y, además, querés que se quede tranquilo... probablemente, eso sea mucho pedir. El can al no conocer la calma y estar en casa sin estímulos que lo mantengan activo, no sabrá gestionar un entorno tan apagado y se le hará una montaña. Le generará estrés porque no dominará la situación.

Ver también: Whatsappitis, ¿de qué se trata?

Y es que el animal siempre busca el equilibrio del conjunto de la manada y el bienestar de todos. Si los momentos de calma no están contemplados en su rutina, entonces la situación le generará tensión y angustia que probablemente descargará por la boca haciendo algún que otro destrozo. Y cuando llegues no parará de seguirte a todos lados. ¡Habrá vuelto su referente de calma!

Autonomía

Estos animales que nos siguen tanto no han terminado de madurar lo suficiente.

En cachorros es más normal

El cachorro que ha sido separado de su madre toma a su compañero humano como referente para poder desarrollarse con seguridad. Aún tiene muy pocas herramientas, porque es un ser dependiente debido a su edad. Así que en esta etapa es más normal que los perros te sigan a todas partes.

Recomendaciones

Dejá de observar tanto a tu perro

Aceptá su compañía. No observar tanto a tu perro es un buen punto de partida para dejar que el animal se mueva libremente y explore a su ritmo. El perro dejará de notar la presión constante de su dueño que le observa y se sentirá más cómodo. No hay que infravalorarlo y sobreprotegerlo. Él sabe gestionar su vida y es capaz de desarrollar herramientas para resolver situaciones.

Revisá su tiempo de descanso

Analizá qué tipo de descanso tiene tu perro, cuáles son sus rutinas y si en ellas está implícito el equilibrio o bien está inmerso en una hiperestimulación cognitiva y física permanente con muchas actividades y paseos al día. Fomentar la relajación es vital.

Ver también: Video: una luchadora se desmayó antes de pesarse

Y otro consejo: cuando él descanse, no lo estorbes. Dejarlo en paz es un buen acto de amor hacia los cánidos (y otros animales). Tenemos la manía de tocarles o llamarles cuando duermen y los despertamos. Se trata de una conducta humana que uno hace por su propio placer, pero no tiene en cuenta la interrupción que supone.

Tené en cuenta su comodidad

Preparar un escenario de calma en casa permitirá que el perro se encuentre más relajado, más cómodo y le sea más fácil relajarse. Un escenario que, de hecho, beneficiará a toda la familia. El descanso facilita el aprendizaje del perro, porque es en ese momento que interioriza sus experiencias. Ante un movimiento tuyo en casa, lo ideal sería que el can, estirado en su lecho, levantara la cabeza cuando vea que vayas a la cocina pero valore por sí solo si vale la pena levantarse o seguir descansando.

Vive en el momento presente

Compartir momentos de calidad ayudará a fomentar su seguridad y, a la vez, su tranquilidad. Un momento de calidad podría ser que te pusieras a leer un libro, si esta es tu verdadera necesidad, estarás compartiendo tu bienestar con tu perro. Seguramente él se te aproximará y querrá estar en contacto contigo.

Un perro con ansiedad por separación puede volverse destructor cuando estás fuera de casa

Pese a estos síntomas, no todos los educadores caninos se ponen de acuerdo. Algunos no creen que verdaderamente se trate de ansiedad por separación. Hay que tener siempre en cuenta que cada individuo es único: si querés promover la calma con tu perro, predica con el ejemplo.

Esta nota habla de: