La forma más rápida para limpiar las paredes y el techo de la cocina - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 14 Sep 2021 12 días atrás

Es bastante normal que en una cocina, sobre todo en aquellas que se usan a diario, se acumule suciedad en el techo y las paredes, sin embargo, a la hora de limpiar estas zonas  suelen representar un reto debido a que la grasa y otro tipo de suciedad se arraiga con facilidad en estas superficies y retirarla puede ser difícil, afortunadamente existen un par de trucos que puedes poner en práctica para que la limpieza sea sencilla.

Suaviza la suciedad

No te desgastes, es importante que primero apliques los productos que usarás para limpiar y que los dejes actuar durante unos minutos, de esta forma la suciedad será más fácil de limpiar y no tendrás que tallar, en caso de tener que usar el método de tallado te recomendamos el uso de una escoba o cepillo, te permitirá abarcar más espacio en menos tiempo.

Es necesario dejar que los productos actúen por varios minutos. 

Utiliza desengrasantes

La suciedad que vemos en paredes y techo de la cocina es en su mayoría grasa que se ha quemado al cocinar y se ha adherido a estas superficies, puedes reconocerla por que hace que el techo y las paredes luzcan amarillentas, por lo tanto es importante que utilices desengrasantes para retirarla o en su defecto limpiadores que sean capaces de retirar la grasa fácilmente, si solo intentas limpiarla con agua y jabón lo más probable es que tardes demasiado.

Ver: Estos son los cinco signos más vengativos

Cubre las superficies

Al limpiar el techo lo mejor es que utilices plástico para cubrir las superficies de tu cocina, sobre todo si vas a usar químicos, ya que estos pueden caer sobre tus utensilios y superficies y quedarse impregnados ahí, haciendo que tengas que limpiar todo dos veces, una vez que has limpiado el techo lo más recomendable es pasar un paño para secar toda la superficie como paso final de limpieza.

Es aconsejable cubrir utensilios y piezas de cocina antes de limpiar las paredes y techos. 

Agua caliente y vinagre

Si quieres un limpiador efectivo que te permita arrancar la grasa y la suciedad de raíz, el agua caliente y el vinagre son tus mejores aliados, solo necesitas mezclar una taza de vinagre y una taza de agua muy caliente en un atomizador o pulverizador, después utiliza esta mezcla para rociar las partes difíciles de tu cocina, deja actuar durante unos minutos y después talla con jabón, verás como la suciedad sale rápidamente.

Ver: Los alimentos que te ayudan a reducir las arrugas

Esta nota habla de: