Por qué a veces bostezamos sin parar y como remediarlo

Un estudio sugiere que bostezar puede ayudar a enfriar la temperatura del cerebro, pero cuando el bostezo ocurre más de una vez por minuto, puede ser un síntoma de un problema subyacente.

Por qué a veces bostezamos sin parar y como remediarlo

Por: Mendoza Post

Todos bostezamos, y si bien es la consecuencia más natural al sueño y el cansancio, los investigadores no están exactamente seguros de por qué ocurre el bostezo, sobre todo cuando tenemos uno tras otro y no podemos parar. 

Un estudio de 2013 publicado en el International Journal of Applied and Basic Medical Research sugiere que bostezar puede ayudar a enfriar la temperatura del cerebro, pero cuando el bostezo ocurre más de una vez por minuto, puede ser un síntoma de un problema médico subyacente. 

Durante una reacción vasovagal, aumenta la actividad en el nervio vago, un  nervio que va desde el cerebro hasta la garganta y llega al abdomen. 

Cuando el nervio vago se vuelve más activo, la frecuencia cardíaca y la presión arterial disminuyen significativamente. 

Ver además: La respuesta definitiva: ¿Por qué se contagian los bostezos?

Y si bien se desconoce la causa exacta del bostezo excesivo, este puede ocurrir como resultado de: 

-Somnolencia, 

-cansancio, 

-fatiga, 

-efectos secundarios de algunos medicamentos, 

-problemas en el hígado,

-incapacidad del cuerpo para controlar su temperatura. 

Si bien las primeras tres causas se pueden resolver con una buena alimentación, ejercicio y un sueño sano, para las otras, necesitarás visitar a un médico, explicarle el problema y que logre detectar qué es lo que está fallando en tu sistema.

Hasta que eso suceda, si tenés un ataque de bostezo, intentá algunas de estas opciones: 

- salir al exterior o respirar aire directo de la ventana.

- ingerir agua.

- ingerir un snack salado.

Te puede interesar: ¿Por qué los perros pueden ladrar toda la noche?

Esta nota habla de: