Fácil y rico con la verdura más barata de Mendoza - Mendoza Post
Martes 16 Feb 2021
porGabriela Moreno
Periodista

Las berenjenas son ideales para acompañar carnes. De rápida preparación, pueden durar varios días en la heladera. No hay quien se les resista. Y si bien existen varias formas de prepararlas, esta es una receta que ha ido pasando en la familia de generación en generación. Ahora es momento de berenjenas. Es estacional, y se puede conseguir baratas. En las fincas, hemos visto carteles de 60 pesos los dos kilos. Y en la feria cooperativa de Guaymallén, el precio es 30 pesos por kilo. En las verdulerías del centro, se consigue a 40 pesos.

Estas berenjenas al escabeche son perfectas para acompañar todo tipo de carnes, desde asado a una simple milanesa o un charrasco, o pollo al horno o asado, o pueden ir solas tipo canapé.

Ingredientes

-Berenjenas: 4 medianas. -Vinagre de vino: 2 tazas. -Sal. -Orégano. -Ají. -Aceite de maíz o girasol.

Preparación

1-Sacale el cabito a la berenjena y cortala en rodajas de un centímetro aproximadamente, con la cáscara incluida.

2-Colocá las rodajas sobre una bandeja y regalas con sal, de esta forma sacará todo el sabor amargo que suelen tener. Lo ideal es ponerlas unas sobre otras para que la sal penetre de ambos lados.

3-Dejá reposar de 40 minutos a una hora.

4-Cuando notés que largaron un jugo color marrón, es hora de enjuagarlas, para sacarles todo los residuos de sal o sabor amargo.

5- Poné a hervir en una cacerola agua con las dos tazas de vinagre.

6-Cuando levante el hervor agregá las rodajas y dejá cocinar por unos 10 a 15 minutos. Vas a notar que están listas cuando toman un color marrón cristalino y la cáscara se torna algo más clara. Si te quedan dudas, pinchá con un tenedor. O directamente probalas.

7-Una vez listas las retirás del agua y dejás escurrir en un colador. A veces conviene aplastarlas un poco con una espumadera para quitarles un poco de líquido.

8-Una vez que están tibias las ponés en una fuente (una al lado de la otra) y le agregás sal, orégano, ají molido, un chorrito de vinagre de vino y uno de aceite. Volvés a cubrir con otra capa de berenjenas y repetís los condimentos. Y así sucesivamente.

9-Las prensás con una cuchara para que absorban el líquido, sin que se rompan y las ponés a enfriar algunas horas.

10-Ahora sólo falta probarlas. Que las disfruten.

Para tener en cuenta:

-No hay que echarle sal al agua en la que las hervís.

-Es conveniente guardarlas tapadas, de lo contrario perfumarán toda la heladera.

Deliciosas albóndigas de berenjena con puré: sólo en 3 pasos

Truco: Hay una versión más "hard", intercalando ajo picado entre las capas de berenjenas cuando armás el escabeche. En ese caso, el ajo se pone inmediatamente encima de las rodajas y después el resto de los condimentos. Riquísimas.

Esta nota habla de: