Dieta a base de plantas: reduce el riesgo de enfermedad cardíaca - Mendoza Post
Dieta a base de plantas: reduce el riesgo de enfermedad cardíaca

Una investigación de científicos de la Universidad de Minnesota asegura que los riesgos se disminuyen en un 52% y explican las claves.

Dieta a base de plantas: reduce el riesgo de enfermedad cardíaca

Por: Mendoza PostJueves 12 Ago 2021

Consumir una dieta principalmente vegana compuesta de alimentos de origen vegetal puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca hasta en un 52%, sugiere una nueva investigación publicada en revista científica Journal of the American Heart Association.

Una variedad de frutas y verduras, cereales integrales, productos lácteos bajos en grasa, pescado y pollo sin piel, frutos secos y legumbres son elementos clave para evitar problemas de salud en el futuro. Por el contrario, los investigadores aconsejan que los adultos jóvenes limiten las grasas saturadas, la sal, las carnes rojas, los dulces y las bebidas azucaradas para prevenir ataques cardíacos en la mediana edad.

El estudio a largo plazo, dirigido por científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota en Minneapolis, analizó la dieta de unas 5.000 personas durante un período de 30 años y si desarrollaron enfermedades cardíacas. Si bien no analizaron la razón detrás del vínculo, investigaciones anteriores sugieren que las dietas a base de plantas pueden reducir la presión arterial, mejorar el colesterol y ayudar a perder peso, todos factores de riesgo de enfermedad cardíaca.

Ver: Economía hogareña: ¿cómo ahorrar $10 mil en 100 días?

Una dieta vegana puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca hasta en un 52%. 

"Una dieta rica en nutrientes y centrada en plantas es beneficiosa para la salud cardiovascular. Se trata de una alimentación centrada en plantas pero que no es necesariamente vegetariana. Las personas pueden elegir entre alimentos vegetales que sean lo más naturales posible, no altamente procesados. Creemos que las personas pueden incluir productos de origen animal con moderación de vez en cuando", dijo el autor principal del estudio, Yuni Choi.

A los participantes del estudio no se les dijo qué comer. En cambio, la calidad de su dieta se evaluó al comienzo del estudio, luego después de siete años y después a los veinte años según el A Priori Diet Quality Score (APDQS). El APDQS estaba compuesto por 46 grupos de alimentos divididos en alimentos beneficiosos (como frutas, verduras, frijoles, nueces y cereales integrales); alimentos adversos (como papas fritas, carnes rojas con alto contenido de grasa, bocadillos salados, pasteles y refrescos); y alimentos neutros (como patatas, cereales refinados, carnes magras y mariscos). Esto se hizo basándose en sus vínculos con las enfermedades cardíacas.

Las personas que obtuvieron puntajes más altos comieron una variedad de alimentos beneficiosos que componían en gran medida una dieta basada en plantas, mientras que aquellos que obtuvieron puntajes más bajos comieron más alimentos adversos. 

Durante 32 años de seguimiento, los investigadores encontraron que 289 personas involucradas en el estudio desarrollaron enfermedades cardíacas (que incluyen ataque cardíaco, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca, dolor de pecho relacionado con el corazón o arterias obstruidas).

Una dieta rica en nutrientes y centrada en plantas es beneficiosa para la salud cardiovascular.

También descubrieron que aquellos que obtuvieron puntajes en el 20% superior en la calidad de la dieta a largo plazo (lo que significa que comieron los alimentos vegetales más ricos en nutrientes y menos productos animales con calificación adversa) tenían un 52% menos de probabilidades de desarrollar enfermedades cardíacas. Mientras tanto, entre los años siete y veinte del estudio, cuando las edades de los participantes oscilaban entre los 25 y los 50 años, aquellos que mejoraron más la calidad de su dieta tenían un 61% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca.

Una dieta rica en nutrientes y centrada en plantas es beneficiosa para la salud cardiovascular.

Mientras tanto, otro estudio publicado encontró que comer carne roja y procesada como tocino, salchichas y jamón puede aumentar significativamente el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas. El análisis de datos de 13 estudios diferentes en los que participaron 1,4 millones de personas permitió al equipo de la Universidad de Oxford examinar el impacto de la carne en la salud.

Descubrieron que por cada 50 gramos por día de carne procesada, como tocino, jamón y salchichas que se comen, el riesgo de enfermedad coronaria aumenta en un 18%. Para la carne sin procesar, como la carne de cerdo, cordero y ternera, el riesgo aumentó en un 9% en comparación con la carne sin carne roja.

Ver: Test: ¿Qué ves primero un pájaro o un cocodrilo?

Esta nota habla de: