Salsa boloñesa: los secretos y la forma más fácil de hacerla - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 27 Abr 2021

La salsa boloñesa o bolognesa se usa de forma muy frecuente para acompañar las pastas. Se trata de una salsa de consistencia espesa y un característico color rojo por estar elaborada a base de tomate. 

Ingredientes 

 - 500 gr. de carne picada (1/2 vaca y 1/2 cerdo - para una versión light, poner solo ternera) 

- 1 litro de tomate triturado 

- 1 cebolla 

- 1 zanahoria 

- 1 taza de apio 

- 1 vaso de vino tinto 

Ver: Estos son los detenidos en el casino clandestino de Chacras de Coria

- 1 vaso de caldo de carne o verduras, casero o prelisto 

- aceite 

- sal

Preparación 

Para hacer esta salsa empezamos preparando las verduras. Lavamos apio y zanahoria, los picamos finamente y hacemos lo mismo para la cebolla. Vamos a usar dos ollas, una grande (que usaremos para la boloñesa) y una pequeña (que usaremos para el caldo). Ponemos unas 3 o 4 cucharadas de aceite en la olla grande y calentamos a fuego medio/alto. Al mismo tiempo llenamos la olla pequeña con un 1 vaso de agua para hacer el caldo o ponemos a calentar a fuego suave si es caldo casero.

Cuando el aceite de la olla grande esté bien caliente, echamos la cebolla. Esperamos unos minutos hasta que esté dorada y después echamos el apio y la zanahoria. Dejamos las tres verduras friendo en el aceite a fuego medio durante unos 3 o 4 minutos. A continuación echamos la carne picada dentro de la olla, removiendo con una cuchara de madera hasta que cambie toda de color friéndose con las verduras, y añadimos la sal.

Cuando también la carne esté dorada, subimos el fuego y echamos un vaso de vino tinto. Dejar unos minutos la olla destapada para que se evapore el alcohol.

Mientras tanto el agua de la olla pequeña debería ya estar hirviendo, así que podemos echarle 1 cubito de caldo. Cuando el vino esté absorbido del todo, bajamos un poco el fuego y echamos el caldo en la olla grande, que cubra la carne pero no la pase y seguimos cocinando tapado unos diez minutos.

Después de los 10 minutos necesarios para que la carne se cocine en el caldo, podemos echar el tomate triturado. La salsa de tomate cubrirá del todo la carne, y añadimos también el resto del caldo, si nos queda. Si nos gusta agregar condimentos, este es el momento, pero la salsa original no lleva, solo un poco de pimienta. Dejamos cocinar durante una hora, como mínimo. Si dejamos cocinando la salsa de tomate durante más tiempo, esta resultará más densa y concentrada.

También, para que la salsa quede más sabrosa, lo ideal es prepararla el día anterior a la comida en la que queremos servirla. 

Ver: Así será el fin del brillo cegador de las pantallas al usarlas de noche

Esta nota habla de: