De esta manera podes evitar los gérmenes en la cocina - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMiércoles 3 Mar 2021

 En la cocina hay superficies y numerosos utensilios que podrían provocarte algún tipo de intoxicación si no mantienen una extrema limpieza de estas superficies.

Se trata de auténticos puntos críticos que requieren una atención especial. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que cada año 600 millones de personas del mundo sufren una intoxicación alimentaria; es decir, casi una de cada diez; y una de las más frecuentes es por la manipulación incorrecta de pollo. Lejos de criminalizar al sector, la intoxicación llega por la acción (perfectamente extrapolable) de usar una misma herramienta para manipular varios tipos de alimentos.

"La prioridad es evitar que entre un microorganismo del alimento crudo a otro alimento", señaló la experta en higiene profesional Maite López al tiempo que explicó que después de manipular un alimento crudo hay que limpiar la zona y todos los utensilios.

Ver: Canas: estos son los alimentos que previenen su aparición

Hay que utilizar productos que eliminen de raíz los microorganismos.

Pero más que limpiar, la clave es la de desinfectar. Usar productos que eliminen de raíz los microorganismos, como bacterias, virus, hongos. En este sentido, no vale poner el cuchillo o la herramienta que sea debajo del chorro del agua.

"Los productos más desinfectantes son lejías, amonios cuaternarios y tensoactivos, entre otros. Las bacterias son las más fáciles de eliminar, luego están los virus y, finalmente, los hongos, que son los más difíciles porque presentan esporas", precisa Maite Muniesa, catedrática de microbiología del departamento de Genética, Microbiología y Estadística de la Facultad de Biología de la Universitat de Barcelona (UB).

La desinfección no se logra solo con utilizar agua sobre los utensilios. 

Para desinfectar correctamente no sirve poner las herramientas que usamos bajo el chorro del agua del grifo Getty Images

"Los microorganismos para poder crecer necesitan nutrientes, comida y agua. Es decir, humedad, temperatura y tiempo. Si la temperatura de la cocina habitualmente ya está varios grados por encima del resto de la casa por el hecho de cocinar, si además les damos nutrientes -que es la suciedad- y la humedad, que es el agua, sólo falta tiempo. En 24 horas, los gérmenes pueden crecer", precisó, por su parte, José Juan Rodríguez, del departamento de Ciencia Animal y de los Alimentos de la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB).

Especialistas en higiene profesional recomiendan usar desinfectantes. 

Ver: Soufflé de papas: fácil y muy económico

Esta nota habla de: