Cheesecake de coco y mango: sin huevo y sin horno - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 2 Mar 2021

El cheesecake es sin dudas un postre increíble con sabor tropical que se elabora sin muchas complicaciones. En esta ocasión sólo debes mezclar los ingredientes cremosos hasta obtener una crema de limón y coco coronada con pulpa de mango.

Se trata de un postre milenario, que se preparaba incluso en la Antigua Grecia y luego pasó a formar parte del menú en el Imperio Romano llegando hasta nuestra época. Si bien es cierto que hay muchas versiones, para la base se usa con frecuencia galletas trituradas y para el relleno las opciones son más variadas pero siempre el queso crema se acompaña de jugos y pulpas de fruta.

Para hacer esta Cheesecake se requiere jugo de limón, leche de coco y pulpa de mango.

Ingredientes:

Relleno

· 200 gr de queso crema

· 100 ml de leche de coco

Ver: Magdalenas de chocolate: la forma más simple de hacerlas

Se trata de un postre milenario, que se preparaba incluso en la Antigua Grecia.

· 175 ml de crema para batir

· 150 gr de yogurt griego

· 90 gr de azúcar

· Gelatina sin sabor

· El jugo y la ralladura de 1 limón

Base

· 50 g de manteca sin sal derretida

· 140 g de galletas tipo María

· 20 g de coco rallado

Es uno de los pocos postres que no requiere huevo ni horno. 

Decoración

· Pulpa de mango (100 g)

· Mango en trozos

¿Cómo se prepara?

1. Base: triturar las galletas en la licuadora o procesadora. Luego derretir la manteca. Mezclar las galletas, la manteca y el coco rallado hasta obtener una pasta. Colocar esta pasta en el fondo de un molde y conservar en la heladera.

2. Relleno: hidratar la gelatina en una taza con agua fría durante 5 minutos. Ahora, calienta, a fuego bajo, la leche de coco. Cuando esté tibia añadir la gelatina escurrida y revolver hasta que se diluya. Retira del fuego y pon aparte. Batir el queso crema con el azúcar, el yogurt, el jugo y la ralladura de limón, luego agregarlos a la leche de coco.

Como mínimo, el postre se debe conservar en la heladera por 4 horas. 

Batir la crema e incorporarla de manera envolvente a la mezcla. Distribuir sobre la corteza de galleta y conservar en la heladera por 4 horas.

Antes de servir, decorar con la pulpa y algunos trozos de mango.

Ver: Helado de vainilla: la forma más simple de hacerlo en casa

Esta nota habla de: