A los 41 años falleció en un accidente aéreo la estrella de la NBA. Murieron otros cuatro pasajeros, entre ellas su hija Gigi de 13 años.