¿Tenés los ojos secos? Te mostramos cómo solucionarlo - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 16 Abr 2015

 Si padeces de resequedad en los ojos, no estás solo. Es una condición muy común, que afecta a una gran parte de la población, sobre todo a partir de los 40 años, y más a las mujeres que a los hombres. Por suerte, no es difícil de tratar ni suele presentar grandes peligros. 

Los ojos normalmente están cubiertos por varias capas de lágrimas. En realidad son tres capas: la más fina y profunda está formada por mucina (una forma de mucosidad); la del medio, que es la mayor y más gruesa, está formada básicamente de una solución de agua y sal; y la más superficial es una fina capa de lípidos (grasas o aceites), cuya función principal es reducir la evaporación de la capa de agua salina que se encuentra debajo. Estas capas mantienen el bienestar de los ojos y la buena visión, y un problema en cualquiera de las tres capas, afecta la producción de lágrimas. La evaporación excesiva de la capa de agua salina suele ser el resultado de una deficiencia en la capa superficial. 


Algunas recomendaciones

1-Un colirio natural: Si sentís la necesidad de hidratarlos con colirios, te recomendamos que uses preferiblemente aquellos que sean de origen natural. Uno de los más habituales es el de eufrasia, una planta medicinal excelente para nuestra salud ocular. Si elegís un colirio convencional, intenta que no contenga corticoides ya que, si lo utilizás habitualmente, a largo plazo puede tener efectos perjudiciales.

2- Hidrata los ojos desde dentro: Recordá que la sequedad ocular no sólo se trata desde fuera, ya que eso sólo calmaría los síntomas. Te recomendamos que incluyas en tu alimentación alimentos ricos en grasas saludables: aceites vegetales de lino, de sésamo, de oliva, frutos secos, palta.

3- Desinflamá los párpados: Los párpados son una zona muy sensible de los ojos que se enrojece y se inflama con facilidad, lo cual aumenta el malestar y el escozor. Te contamos un sencillo remedio casero nos ayudará a desinflamarlos en pocos minutos: cuando preparemos infusión de manzanilla, guardemos las bolsitas ya usadas en el congelador. Las sacaremos cuando tengamos los párpados inflamados para colocarlas encima de estos durante unos minutos, mientras dure la temperatura fría. Para hacerlo correctamente deberemos estar recostados. Otra opción son las típicas rodajas de pepino, que también son muy efectivas, pero quizás no siempre tenemos este vegetal a mano.

4- Evitá el maquillaje tóxico: ¿Sabías que el maquillaje que usás contiene componentes tóxicos para la salud? En especial, el que usás en tus ojos está facilitando la entrada de esas toxinas a tu organismo a través del ojo y, en el menor de los casos, va a empeorar la irritación que estás sufriendo.