Post: Mendoza PostJueves 8 Feb 2018Jueves, 08/02/18 atrás

El diálogo que el oficialismo y la oposición de Venezuela entablaron durante más de dos meses en Santo Domingo finalizó sin acuerdo, lo que dio vía libre al gobierno chavista para celebrar el 22 de abril próximo las elecciones presidenciales que debían efectuarse en diciembre y anticipó para este cuatrimestre.

La fecha de los comicios fue anunciada oficialmente anoche por la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, al cabo de una breve reunión del directorio del organismo.

Más temprano, el presidente Nicolás Maduro -que tiempo atrás anunció su decisión de postularse a la reelección- dijo que implementará de todos modos el borrador de acuerdo elaborado ayer en la capital dominicana y objetado hoy por la oposición, que incluye la fecha de las elecciones.

Fracasó el diálogo en Venezuela y las elecciones serán en abril.

En el acto de presentación del nuevo partido oficialista Somos Venezuela, Maduro firmó ese supuesto acuerdo -aseguró que fue “avalado” por los dos facilitadores del diálogo, el presidente dominicano, Danilo Medina, y el ex mandatario español José Luis Rodríguez Zapatero- y prometió que lo cumplirá “en todas sus partes”, según consignó la agencia noticiosa estatal AVN.

“El diálogo entra aquí en una especie de receso indefinido”, anunció Medina a primera hora de esta tarde, en una conferencia de prensa en la que apareció flanqueado por Rodríguez Zapatero y los representantes de los países acompañantes del proceso, Bolivia, Chile, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas.

Las negociaciones se consideraron terminadas durante una breve reunión a la que asistieron los delegados de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), los facilitadores y los funcionarios de los países acompañantes, pero no los miembros del oficialismo venezolano, que habían abandonado la isla anoche.

El oficialismo adelantó las elecciones que debían realizarse en diciembre.

Medina explicó que el diálogo se frustró porque Maduro decidió que “sólo firmará el documento de ayer”, sin aceptar las observaciones que la MUD llevaba hoy a la mesa, pese a que también le expresó “su deseo de seguir el diálogo”.

Las partes habían admitido coincidencias en cinco de los seis puntos de la agenda pero no pudieron alcanzar consenso acerca de las elecciones presidenciales.

La oposición reclamaba -y el oficialismo rechazó- que se reabriera el padrón para permitir el registro de nuevos votantes y que se cambiara la composición del directorio del CNE, controlado por el chavismo, como modo de garantizar imparcialidad en la competencia.

En cuanto a la fecha de los comicios, el oficialismo pretendía que se celebraran el 8 de marzo y la oposición, el 10 de junio, y tras varias negociaciones se había acordado realizarlos el 22 de abril, reveló Medina en la rueda de prensa transmitida por el canal venezolano Telesur.