Post: Mendoza PostMiércoles 11 Jul 2018 6 días atrás

Desde hace un par de días que el mundo es un lugar más enfermo y triste.

Lo anterior tiene que ver con un impactante caso que ocurrió en Roblox; un videojuego exclusivo para niños donde pueden crear sus propios avatares en un juego tipo multijugador. Es una mezcla de  Minecraft y Club Penguin.

Según cuenta el sitio de tecnología FayerWayer, todo empezó el 28 de junio con la denuncia de una madre a través de Facebook. Su nombre es Amber Petersen y escribió en Facebook una historia que tiene impactado al mundo.

La pequeña de 7 años de edad estaba jugando con su iPad mientras su mamá le leía un libro. Todo era normal hasta que la niña, asustada y estupefacta, le mostró la tablet a su mamá. Ahí fue cuando vio que el tierno avatar de su hija estaba siendo gráficamente violado por dos avatares masculinos

Esto publicó la mamá

"No podía creer lo que estaba viendo; el personaje virtual femenino de mi adorable e inocente hija estaba sufriendo una violación sexual grupal por parte de dos varones. Las palabras no pueden describir el shock; el asco y el remordimiento que siento ahora mismo; pero trato de dejar estos sentimientos de lado para lanzar esta advertencia a los demás cuanto antes posible".

Después de la denuncia; Roblox habló con diario El País y aseguraron que están indignados luego de saber que las políticas de la comunidad y las reglas de conducta del juego fueron saboteadas.

Pero según dicen sus participantes, es una práctica común en Roblox.

En una entrevista con el diario The Sun ,Andy Burrows, el Jefe Asociado de Seguridad Infantil en línea de NSPCC, alertó sobre el juego, y dijo: "Es absolutamente obvio que un juego dirigido a niños de hasta siete años no debería exponerlos a contenido sexual gráfico".

Y es que recientemente se descrubrió que YouTube está lleno de videos sexuales hardcore del juego: violaciones, orgías y relaciones sexuales entre avatares. Todo en un juego para niños. 

La pregunta que queda en el aire es si quienes hacen eso son, de hecho, niños o personas mayores.