Post: Mendoza PostJueves 7 Dic 2017Jueves, 07/12/17 atrás

Todos los años, durante los meses de verano, cruzar a Chile se vuelve una odisea. Es que miles de argentinos eligen pasar Año Nuevo en Valparaíso y Reñaca por lo que las colas de vehículos se vuelven interminables a la altura de Uspallata. A eso se le suma el comienzo de las vacaciones. 

Desde hace varios meses, el gobierno de Mendoza viene trabajando de forma conjunta con el de Chile para organizar el tránsito para enero y febrero de 2018. Se estima que para los primeros días de enero, con la llegada del papa Francisco, miles de argentinos quieran viajar a Chile.

Ayer, en una reunión entre representantes del ministerio del Interior mendocino,  la Aduana y Gendarmería se reunieron en la localidad de Uspallata para establecer qué acciones se pueden ir cerrando sin necesidad de esperar una respuesta del lado chilena.

"Más de 1 millón de personas cruzarán a Chile durante el mes de enero", dijo Majul.

En comunicación con el POST, Néstor Majul subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad dijo que lo que se pretende  es dividir el tránsito por tanda cada 300 vehículos con filtros instalados en diferentes puntos de alta montaña. Lo raro es el sistema que pretenden poner en marcha. Entregar números a cada conductor para evitar cualquier tipo de accidentes con los excesos de velocidad. Cada vehículo deberá respetar el orden de llegada a la Aduana de acuerdo al número que se le entregó al momento de salir.

Proponer dividir por tanda los vehículos que quieran pasar a Chile.

Néstor Majul subsecretario de Relaciones Institucionales del Ministerio de Seguridad.

Con este sistema, se busca  evitar excesos de velocidad y accidentes en alta montaña. De concretarse, se pondría en marcha desde el 1 de enero de 2018. 

El operativo incluye ambulancias y puestos de emergencias en diferentes puntos de la alta montaña.