El boom "Tio Nacho": mitos y verdades de la afamada línea capilar - Mendoza Post
Domingo 26 Jul 2015Domingo 26/07/15 atrás
Hair & Make-Up
porNoelia Moreno Moon

 Hace meses que escucho a mis clientas decir  “me lavo con Tío Nacho”, “recomiendo Tío nacho”, “se agota en la farmacia”, “pido en la farmacia que me guarden uno”, etc. Por lo que me pareció necesario aclarar mi parecer en esta columna sobre el ya mencionado Tío Nacho.

Comienzo con los dos productos más populares e importantes de la marca, siendo los más utilizados y famosos “Tío Nacho manzanilla” y “Tío Nacho jalea real” (el anticaída).

Respectivamente, uno se basa en el aclaramiento natural del pelo, y el otro promete resultados similares a terminar con la cabellera de Shakira, o sea, abundante.

Tío Nacho Manzanilla

Promete “un cabello notablemente más claro”, según su envase y los sus ingredientes aclarantes son: Cacahuamanche – jitomate – jojoba – jalea real – sábila – extracto de ginseng – romero – espinosilla – semillas de trigo.

Sin embargo se comenta que también contiene peróxido de hidrogeno, es decir un tipo de oxidante como el que usamos en la peluquería, aunque no igual.

Ha sido testeado por varias de mis clientas, y la verdad es que en algunas los resultados han sido comprobados.

Pero aquí es donde viene lo importante. Para que la manzanilla, sí, esa que te tomas en té, logre aclarar naturalmente el cabello a ese nivel debería ser muuuy mágica. La realidad es que desde hace años no hago más que ver cabellos aclarados por este tipo de productos, y su competencia en este caso se llama “puro rubio”.

Básicamente, para que un cabello se aclare tanto o se vea así de claro, tiene que tener agua oxigenada o algún derivado de él potente.

La manzanilla te puede dar brillo, pero aclarar como si fuera un color, como dicen, es imposible.  

Lo que conlleva a una premisa: no te va a dejar el rubio perfecto que sale en la publicidad, porque no lo tonaliza a todas por igual y porque las bases naturales son distintas. Por ende, el resultado es probablemente un cabello más claro, pero a costa del estado de tu pelo. Es altamente probable que lo seque, como mínimo, y lo sensibilice, como poco.

Tío Nacho jalea real (anticaída)

El de envase verde, ese. Personalmente, llevo 20 días usándolo. (Lo acepto, me lo compré). Esencialmente fue la señora esperando en la farmacia que, escuchando mientras yo discutía con el vendedor si lo compraba o no, comenzó a convencerme tal como salida de la publicidad. ¡Deberían regalarle el producto de por vida!

La mujer se encargó de mostrarme su crecimiento natural después de utilizarlo durante dos meses, y la verdad es que, siendo peluquera, sé cuando el cabello creció y cuándo no. A la señora le creció, y muy bien, y a varias de mis clientas también.

Yo, por mi parte, aún no obtengo resultados tan visibles. Con “tan” me refiero a que solo he notado que la cantidad de cabello que quedaba en mis manos luego de cepillarme ya no es la misma. Psicológico, real o no real -creer o reventar, diría mi mama- lo único que noté por ahora, además de su aroma irresistible, es eso.

"No noté resultados tan visibles, pero sí otras cosas"

El tema de la caída de cabello es algo importante. Tantas son las causas y tantas las opciones para tratarla que no voy a detenerme en ello. Lo que realmente importa en este punto es que el cabello que ya está no continúe cayendo, y el que crezca, dure lo que tiene que durar. Porque si sigue creciendo afinado o “desvitalizado” lo más probable es que se vuelva a caer.

Más allá de mi opinión y experiencia personal con el producto, investigué, googleé, consulté con farmacéuticos, dermatólogos, y la verdad es que no saben explicar el por qué del uso masivo de este producto.

Según mi conocimiento con el tema caída, lo que hace años sí viene teniendo resultados certeros es el minoxidil. Un compuesto que puede encontrarse en la mayoría de los tratamientos anticaídas y de los que realmente soy una “believer”. Los he recomendado y utilizado a la perfección y los resultados son fascinantes.

Concluyendo, la verdad está en cada uno. Esta fue mi experiencia. Mientras, sigo usándolo para ver si termino con la cabellera de Shakira. Si esto llega a ocurrir, serán los primeros en enterarse ;)


  Noelia Moreno Moon- Estilista mendocina y colorista experta de L’Oréal. Maquilladora profesional.  Rufino Ortega 373 Quinta Sección