Las ventas en diciembre subieron 0,20 por ciento en Mendoza - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 3 Ene 2018 20 días atrás

La Federación Económica de Mendoza informó que las ventas minoristas de diciembre, medidas en cantidades, crecieron en promedio 0,20 %.

El 2017 fue mejor que el año anterior en cuanto a ventas.

El balance fue muy moderado pero positivo. Se destacan los rubros como Materiales para la Construcción, Materiales Eléctricos, Ferreterías y también Electrodomésticos finalizaron en alza. Hay que tener en cuenta que se está comparando contra diciembre de 2016 cuando las ventas habían caído más del 6 %.

Esta incipiente recuperación (la segunda consecutiva), no compensó la caída de todo 2017 que cerró negativo en 2,5 %. De todos modos el año pasado fue menos malo que 2016 cuando las ventas descendieron 7,94 % comparadas con 2015.

El comportamiento mes a mes fue el siguiente: enero -5,53; febrero -4,89 %; marzo -4,82 %; abril 4,8 %; mayo -3,87 %; junio -2,92 %; julio -1,89 %; agosto -0,9 %; setiembre -0,75 %; octubre -0,02 %, noviembre 0,04 (tras casi 2 años se rompe la racha negativa) y diciembre 0,20 %.

Subieron las ventas en ferreterías y materiales para la construcción.

Mendoza más floja que la Nación

Las ventas minoristas de los pequeños y medianos comercios crecieron 1,1% a nivel nacional frente a igual período del año pasado, según informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Es el tercer mes consecutivo que se registra suba, aunque esa recuperación tardía no alcanzó para terminar el año en alza y 2017 cierra con una caída del 1% en las ventas de los comercios pymes, explicó la entidad.

Como se podrá apreciar, las ventas de Mendoza de diciembre crecieron menos que el promedio nacional y cayeron más si se analiza 2017.

Las ventas para fechas especiales ayudaron.

Un dato que sin duda perjudicó al comercio minorista local durante el año que acaba de finalizar fue el llamado "efecto Chile" que la FEM planteó en marzo pasado. Pero gracias a las promociones para las fechas especiales como el Día del Padre con suba de ventas del 1,3 %; Día del Niño con 0,47 %; Día de la Madre con 0,46 % y Navidad con 0,1 %; al plan Ahora 12, el plan para localidades de frontera que impulsaron CAME y la Cámara de Tarjetas (ATACyC), al Compre Mendoza que coordinaron la FEM y el gobierno provincial y al esfuerzo de los comerciantes, se logró quebrar la tendencia negativa en el último bimestre del año.

Más datos de diciembre

Un rubro que manifestó un resultado muy moderado fue Jugueterías, Librerías y Rodados donde las ventas crecieron sólo 0,54 % anual y acumularon una retroceso de 2,74 % en el año. La venta navideña fue buena, con un aumento de 2,7 % frente a la Navidad 2016. Sin embargo después de esa fecha el consumo se debilitó.

En Indumentaria las ventas en diciembre crecieron 1,23 % anual pero cayeron 2,7 % a lo largo del año. Fue uno productos más golpeados en este ano por diversas causas: los vendedores ilegales y el efecto Chile.

Las ventas de ropa fueron afectadas por el efecto Chile.

Alimentos y Bebidas tuvo un mes aceptable, con buena demanda y un aumento anual de 1,20 % en las ventas de diciembre, sin embargo acumulo un retroceso de 1,54 % en el año. Sigue muy firme la competencia de los grandes cadenas que perjudicó a los negocios chicos y medianos, con las políticas de fuertes descuentos como el 3 x 2.

Finalmente Perfumería y Cosmética tuvo el mes pasado un aumento anual de 1,5 % en las ventas minoristas, aunque finalizó el año con una caída de 2,12 %.

Conclusión

En general hay mucha dispersión entre comercios del mismo rubro, la competitividad se ha profundizado, dependiendo de la variedad de productos, sus precios, y las opciones de financiamiento.

En Navidad se pudo observar colas en algunos negocios y a metros comercios vacíos del mismo rubro. Por su parte las grandes cadenas se han vuelto más agresivas con sus descuentos y promociones. Además el consumidor está más racional y más informado ya que través de su celular puede comparar los precios rápidamente.

Para 2018 las expectativas de los empresarios son buenas, por lo que se espera un año con un leve aumento del consumo, aunque siempre atentos al impacto que puedan tener sobre el poder adquisitivo los ajustes en tarifas, combustibles, servicios y por supuesto la inflación.