Post: Mendoza PostMiércoles 11 Jul 2018Miércoles, 11/07/18 atrás

 El empresario mendocino Humberto Gabriel Sorrentino sorprendió nuevamente al tratar a los funcionarios Ambiente que participaron en el allanamiento a su hogar -ordenado por la Policía Federal-  de "zurdos y negros de mierda", a la vez que advirtió que se va a ocupar "en persona". Por esto, la Justicia mendocina ahora investiga presuntas amenazas.

A raíz de este mensaje, la Dirección de Fauna radicó una denuncia en la Oficina Fiscal N° 2, de Capital, según indicaron fuentes judiciales. La presentación es para investigar si Sorrentino incurrió en amenazas contra funcionarios del Gobierno en su mensaje de Facebook.

Adrián Gorrindo, jefe del Departamento de Fauna de la Secretaría de Ambiente de la Provincia aseguró: "Acá la Justicia tiene que acompañar, porque siempre nos encontramos un poco expuestos dadas las funciones que tenemos que cumplir ante la sociedad".

"Desconocemos por qué tuvo esta reacción o por qué amenaza con encargarse de mí de manera personal. De hecho, se tuvo muy presente en el domicilio un trato como corresponde a la familia, ya que Sorrentino no se encontraba en el momento del allanamiento", dijo Gorrindo en diálogo este miércoles con Te Digo Lo Que Pienso -que se emite de lunes a viernes de 6:50 a 9:00 en Radio La Red Mendoza 94.1-.

Según detalló el funcionario provincial, "pudimos identificar 33 trofeos de caza, algunos de cuerpo entero, otros de mediocuerpo. Todos los animales estaban taxidermizados". 

"La situación ahora es que Sorrentino debe presentar la documentación correspondiente que acredite el origen legal de esos trofeos, como también de las armas, que fueron secuestradas porque no se encontraba a disposición al momento de hacer el allanamiento", agregó .

"Las armas eran de grueso calibre, fusiles, escopetas. En total fueron seis", agregó. 

"Entendemos que los animales deben tener su documentación. No es fácil ingresar al país piezas de cebra o de león africano. Si no se presenta la documentación, la Justicia ordenará el secuestro de las piezas", añadió Gorrindo. 

El jefe de Fauna explicó además: "Hay que distinguir la figura legal de cacería o caza ilegal con la de tenencia ilegal. En este caso hay que entender que la situación que al principio se detecta es la tenencia. Ahora hay que acreditar si es legal o ilegal".