Los dos ejemplares habían sido rescatados por la Fundación Cullunche, Bio Andina y la Policía Rural. Tras su recuperación, fueron devueltos a la montaña en una emotiva ceremonia con representantes de pueblos originarios.