El Presidente de Estados Unidos no firmó el paquete ayuda para quienes han perdido sus empleos en pandemia y fue aprobado por el Congreso. Además, esas partidas incluyen los gastos del Estado Federal que podría dejar de funcionar.