Así lo confirmó el ministro de Turismo, Matías Lammens, quien agregó que los turistas deberán manejarse con mucho cuidado. La decisión fue tomada porque no tener temporada de verano sería un impacto muy negativo en la economía.