Por Editorial Post
En su discurso como presidente ante la Asamblea, Alberto Fernández lanzó advertencias y sospechas sobre medios y periodistas sin identificar, y sobre la justicia que investiga corrupción. Mala manera de cerrar la grieta.