El presidente de Brasil anunció la noticia en sus redes sociales. Había sido hospitalizado de urgencia el lunes pasado tras quejarse de unos problemas abdominales.