La celebración se remonta al 20 de julio de 1969, y la idea surgió de un argentino. La fecha se expandió a países como Estados Unidos, Brasil, Uruguay, Chile, Argentina y España, y es la excusa resultó ideal para juntarse con amigos. Salvo hoy, claro.