Comienzan a regir los impuestos al dólar turista y de atesoramiento. También el gravamen a los autos de alta gama. Se congela la movilidad y se entregarán dos bonos de $5.000 para quienes reciban la mínima, entre otras cosas.