La criptomoneda se acerca a los 30 mil dólares por unidad y hay temor porque pueda seguir bajando. Más controles en China y algunas dudas sobre la seguridad de las wallets podrían haber generado la caída. La esperanza del rebote se desvanece.