Se movilizaron casi dos millones de personas entre extranjeros y argentinos. Los primeros gastaron por día $1.434 cada uno y los turistas locales, $550 per cápita. En Mendoza, 75 % de capacidad hotelera colmada.