Ingredientes para llevar tus pizzas caseras a un nivel superior - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 28 Mar 2021

La pizza es sin dudas, una de las comidas más elegidas del mundo. Al paso, cocinada en casa o en una buena pizzería se puede disfrutar.

Que va con huevo, que se le agrega tomate y que otros prefieren solamente el orégano, pero hay muchos ingredientes que pueden hacer que obtengas un producto mucho más delicioso y sorprendas a todos. Por eso, hoy te presentamos varias opciones para que puedas llevar la masa a un nivel superior.

Calabaza y panceta

Apostamos por una pizza que trabajan en Fratelli Figurato con calabaza y pancetta. "Asamos la carne de la calabaza en el horno con hierbas aromáticas y luego la machacamos para ponerla sobre la pizza, que luego coronamos con guanciale crujiente pasado por la sartén, nueces y pimienta negra molida", resalta.

Ingredientes que no tenías en cuenta y que pueden ayudarte a subir de nivel.

Ciro Cristiano, es otro especialista en la materia y también se la juega por estos productos. "Hacemos una crema de calabaza cocida, con poco agua, para que no sea una sopa, y la ponemos sobre el tomate y sobre la provola ahumada, que usamos en vez de mozzarella", prosigue. "Va al horno, para secarse un poco, y fuera de él ponemos puerro frito y estragón fresco", concluye y nos deja otra pista: "crema de calabacín cocido, muy verde, con un tartar de gambas que se añade fuera del horno y se pone en frío y trozos de stracciatella", apostilla.

Camote asado

Recurrir a los tubérculos y a su punto dulce da buen resultado en pizzas. Es el caso de lo que nos cuenta Jorge Sastre, chef a dúo junto a Rafa Panatieri en Sartoria Panatieri (Barcelona), que tienen un par de pizzas donde mezclan boniato asado y pure de calabaza.

Ver: ¿Por qué tu perro esconde la comida?

"Asamos el boniato en el horno de leña y lo mezclamos en la pizza junto al puré de calabaza. Luego le añadimos una ricotta de cabra de Elvira García, que tiene un punto ácido que le va bien a la mezcla y que rematamos con pancetta", comenta.

Un aderezo a base de albahaca

"En otoño hacemos una pizza con setas (champignones), la reggina, que tiene mucha demanda", explica Ciro Cristiano, chef ejecutivo de Bel Mondo. "En la pizza Reggina cocinamos salteamos unas chantarelas (hongos) de temporada, con un fuego fuerte, y sobre la masa de mozzarella las ponemos en el horno. El horno le viene bien a esta seta porque la seca y le hace perder el agua. Luego fuera del horno añadimos un carpaccio de champiñón crudo, cortado con mandolina", perfila.

La albahaca, infaltable en el hogar.

"Acabamos con un aceite distinto, que en este caso es un aceite de albahaca. Hervimos agua con un puñado de sal y escaldamos unas hojas de albahaca durante 30 segundos y luego cortamos la cocción con agua y hielo. Después, añadimos las hojas escurridas a un buen aceite y lo trituramos en una turmix, colamos y tenemos un aceite con todo el sabor de la albahaca", redondea.

El matrimonio del pistacho y la mortadella

Es difícil encontrar una pizzeria o trattoria que no trabaje el imbatible matrimonio de pistacho y mortadella, prácticamente tan bien avenido como el de Carlo Ponti y Sofia Loren.

Ver: Focaccia: lo que debes saber para no fallar con este pan italiano

Nuestros cuatro protagonistas lo trabajan pero en este caso os contamos la receta que sirve Angelo Marino, añadiendo un pesto. "En la base, después de fundir la mozzarella, ponemos una crema de pistacho y fuera del horno unas lonchas de mortadela y rompemos una burrata en el centro. Después, machamos pistacho encima", explica.

Salchicha y un grelo a la italiana

Popular en el sur de Italia es una pizza llamada salsiccia y friarelli , que podríamos emular en nuestras casas. "En Italia se hace con una longaniza fresca que tiene hinojo a la que quitamos la piel y rompemos con las manos sobre la pizza. Luego añadimos friarelli, que es algo más amargo que el grelo y que también es una verdura de otoño e invierno", comenta Vittorio Figurato.

Chips de ajo

Una marinara particular es a la que nos remite Jorge Sastre, de Sartoria Panetieri. "Laminamos ajo muy fino y lo freímos, ligeramente, para que coja un poco de color pero lo justo y se lo añadimos a una pizza con base de tomate a la que luego ponemos fuera las anchoas y una pasta de aceituna kalamata", añade. Como punto final, un toque de escarola que equilibra con el amargor y también con el crujiente del bocado.

Esta nota habla de: